Galletas de Jengibre – Hombrecitos de Jengibre

Feliz víspera de nochevieja a todos!

Tenía muchas ganas de publicar esta receta, y por fin hoy ha visto la luz.

Creo que de todos los productos de repostería lo que más me gusta hacer son galletas, sobretodo cuando tienes mucho tiempo para ello, porque aunque es bastante fácil de hacer, requiere su tiempo. No para hacer la masa, pero si para cortarlas, hornearlas y sobretodo, decorarlas.

Aquí os traigo una galleta un poco diferente, aunque seguramente la mayoría de vosotros ya las conoce o las ha visto en algún sitio. Yo las conocí cuando vi la película de Shrek y la verdad es que el muñequito me hizo mucha gracia, y unos años más tarde, aquí estoy, haciendo yo misma las galletas.

Antes de entrar al detalle de las galletas me gustaría explicaros un poquito más sobre estas típicas galletas. Os dejo aquí la descripción que hace Wikipedia:

“Un hombre de jengibre u hombre de pan de jengibre es una galleta hecha de pan de jengibre que suele tener una forma humana estilizada, si bien son comunes variantes con formas diferentes, especialmente de temas estacionales.

Historia:

El pan de jengibre procede del siglo XV, y la elaboración de galletas con forma humana se practicaba ya en el siglo XVI. La primera ocurrencia documentada de galletas de pan de jengibre con forma humana se dio en la corte de Isabel I de Inglaterra. La reina obsequiaba a las visitas importantes con galletas de pan de jengibre parecidas a ella.

Características:

Mujer y hombre de pan de jengibre decorado.

La mayoría de los hombres de pan de jengibre comparte la misma forma aproximadamente humanoide, paticorta y sin dedos. Muchos hombres de jengibre tienen cara, aunque los rasgos pueden ser hendiduras en la propia galleta o caramelo pegado en ella con glaseado o chocolate, según la receta. También son comunes otras decoraciones: pelo, puños de camisa y zapatos están presente a veces, pero con mucho la decoración más popular son los botones de la camisa, que tradicionalmente se representan con gomitas, glaseado o pasas.”

Busqué muchas recetas a través de internet, pero sin duda la que me convenció fue la de la web de Bea. Todo lo que he hecho de ella me ha salido genial, así que considero cualquier receta de esta página una garantía de éxito.

Ingredientes, para unas 30 galletas aproximadamente:

–          250 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente

–          105 gr de azúcar moreno

–          125 gr de azúcar blanquilla

–          345 gr de melaza clara (yo le puse melaza o miel de caña oscura, porque no encontré otra en el supermercado)

–          1 huevo grande

–          780 gr de harina de repostería

–          1 cucharadita de bicarbonato sódico

–          1 cucharada de jengibre en polvo

–          1 cucharadita de canela en polvo

–          ½ cucharadita de nuez moscada en polvo

–          ½ cucharadita de sal

Preparación:

–          Batir la mantequilla hasta que esté esponjosa y añadir el azúcar hasta que se haya integrado perfectamente.

–          Seguir batiendo e ir incorporando la melaza poco o poco.

–          Añadir el huevo y seguir batiendo hasta que todos los ingredientes estén completamente integrados.

–          Tamizar la harina, la sal, el bicarbonato, el jengibre, la canela y la nuez moscada. Incorporar esta mezcla a la de la mantequilla poco a poco mientras seguimos batiendo, hasta que toda la harina esté bien mezclada con la mantequilla.

–          Como esta masa estará muy blanda y no se podrá manejar bien, hay que dejarla enfriar en la nevera durante un par de horas. Se puede dejar hasta dos días.

–          Una vez pasado este tiempo, procedemos a estirar la masa con un rodillo entre dos papeles de horno (o silpat, lo que tengamos).

–          Estiraremos la masa (hay que hacerlo en tres o cuatro partes) hasta que nos quede con unos 6 milímetros de grosor aproximadamente.

–          Con los cortadores damos forma a los muñecos y los colocamos sobre una bandeja de horno preparada con papel de hornear para que no se nos peguen.

–          Con el horno precalentado a 200º, horneamos las galletas durante unos  6-7 minutos, o hasta que veamos que están doraditos.

–          Dejar enfriar en la bandeja durante unos 5 minutos y traspasarlos a una rejilla para que se enfríen completamente. Este paso hay que hacerlo con un poco de cuidado, ya que las galletas quizás están todavía un poco blandas y se pueden desmontar. Hasta que no se enfríen no se quedarán completamente duras.

–          Repetimos la operación con el resto de la masa.

–          Las sobras de la masa las podremos reutilizar, aunque es preferible no hacerlo más de tres veces. Si se calienta la masa y se vuelve pegajosa, la podemos dejar unos 10 minutos en la nevera y volver a utilizar.

Yo estas galletas las decoré con glasa, que es como a mi más me gustan. Pero se pueden decorar con caramelos, gominolas, etc. Para prepara la glasa yo utilicé:

–          ½ clara de huevo

–          150 gr de azúcar glasé

Estas cantidades son más o menos orientativas. Primero batimos un poco la clara de huevo hasta que empiece a espumar y después añadimos la cantidad de azúcar que creamos necesaria para la cantidad de galletas que tengamos. Esta mezcla no ha de quedar muy líquida, la textura debería ser que si al cogerla con una cuchara y dejarla caer, cayera pero con lentitud. Si vemos que ha quedado muy dura añadimos más clara de huevo (o agua) y si nos ha quedado muy líquida añadimos más azúcar.

Cuando tengamos la mezcla lista, podemos separa en diferentes tarros y darles color con colorantes, pero yo en este caso quise que la decoración fuera toda blanca.

Colocamos la mezcla en una manga pastelera con una boquilla del 2 o del 3 (dependiendo del grosor que queramos para las líneas) y galleta por galleta vamos decorando al gusto. Dejamos secar durante tres o cuatro horas aproximadamente (yo las dejé toda la noche) y ya están listas para comer.

En mi caso estas galletas han sido todo un éxito. El sabor es muy peculiar, no tiene nada que ver con cualquier otro tipo de galleta que hayáis probado, es muy especiada y está riquísima. Además la forma que tiene y la decoración es muy divertida; seguro que a vuestros invitados les gustará.

Y ya para despedirme, desearos que paséis una feliz Nochevieja y los mejores deseos para el 2012!

Galletas de Jengibre – Hombrecitos de Jengibre

7 comentarios en “Galletas de Jengibre – Hombrecitos de Jengibre

  1. bycheja dijo:

    Las hice para nochevieja y han triunfado! Muy bien explicada la receta, y muy buenas las galletas, las volveré a hacer seguro! Muchas gracias!!

Si quieres comentar...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s