Torrijas caseras

Como muchos ya sabéis, soy una enamorada sin remedio ni descanso de mi ciudad, Sevilla.

Me enamoran sus calles, sus rincones, su olor, sus leyendas, sus fiestas, su sol… y es bien sabido por todos, que Sevilla en primavera…. no deja indiferente a nadie.

Mi ciudad es esta época, más que nunca, tiene un color especial, y hoy en la ciudad, es un día especial. Hoy es el Domingo de Pregón.

En mi ciudad, para creyentes, y muchísimos no creyentes, se avecina la Semana Grande, nuestra Semana Santa, y por tanto, la ciudad luce magnífica, y huele a maravillas.

Huele a incienso, el azahar ha teñido de blanco los naranjos que custodian casi cada calle de la ciudad, y ese olor si que es algo que no se puede describir… hay que venir y sentirlo. Incluso huele a sol, y como estamos en Domingo de Pregón, con la ciudad en “capilla”, desde hoy, huele a Torrijas!!!!

Por eso, he decidido traeros a Comparte postres una muestra gastronómica dulce de la Semana Grande de mi ciudad.

¡A esta es!

TORRIJAS

Cuando uno se decide a hacer torrijas, lo primero que debe hacer es buscar un buen pan. Hoy en día, venden panes de torrijas de todo tipo en cualquier panadería o supermercado, pero yo quería hacer “la gracia” completa y me he animado a hacer mi propio pan.

Para ello, como casi siempre, acudí a la blogosfera gastronómica, donde mis sabios gastronómicos de cabecera siempre me llevan por el camino correcto.

De todas las recetas que vi, me gustaron dos especialmente.

La primera, la vi en un blog que he descubierto recientemente gracias a nuestro Rubén, Mercado Calabajío. Esta receta me encantó y prometo probarla próximamente y contaros los resultados.

La segunda, por la cual me decanté, es la receta de pan de torrijas de nuestra queridísima y admiradísima Su, de Webos Fritos. Sus recetas son un éxito asegurado, así que por ser mi primera vez, nadie mejor en quien confiar para mi pan!!!

Una vez hecho el pan, para hacer las torrijas en si, yo os voy a proponer mi receta, pero el mundo torrijil es un mundo muy personal y muy casero, cada familia tiene su propia receta, y eso, precisamente, es lo mejor. ¡¡¡Anda que no se disfruta en ésta época probando torrijas a diestro y siniestro!!!

En fin, vamos a Torrijear!!!!

PAN DE TORRIJAS (Receta de Su, de Webos fritos)

(Receta para 16-18 Torrijas)

  • 350 gr de leche tibia
  • 1 cucharada de miel
  • 40 gr de levadura fresca de panadero
  • 550 gr de harina de fuerza (Yo al final añadí unos 50 gr más para manejarla mejor)
  • 5 gr sal

En primer lugar, en un bol, puse la leche con la miel. Mezclé muy bien y depués añadí la levadura bien desmigada. Contiué mezclando hasta disolver bien la levadura.

Después se añaden 400gr de harina y la sal. se integra bien con una cuchara de madera y cuando esta bien integrado añadimos el resto de la harina para comenzar a amasar.

Ya podemos pasarnos a la encimera para hacer un buen amasado a mano.

Una vez que tenemos nuestra masa, formamos una bola y la dejamos reposar 5 minutos.

Preparamos la bandeja de horno y ponemos a precalentar el horno a 200º calor arriba y abajo.

Pasados los 5 minutos, formamos con nuestra bola de masa una barra, colocamos en la bandeja de horno y dejamos reposar 10 minutos.

Pasados los 10 minutos, le hacemos a la barra las marcas de las rebanadas, sólo superficialmente, e introducimos en el horno.

Horneamos unos 30 minutos, hasta que esté bien tostadito.

Sacamos y dejamos reposar un par de horas antes de hacer las torrijas.

En casa, los picos nos los comimos a bocados, porque el pan está simplemente espectacular!!!

Esta receta es buenísima, y apenas tiene tiempo de reposo, con lo cual es muy fácil y muy práctica. Como ya dije antes, garantía de éxito asegurada!!!

PREPARACIÓN DE LAS TORRIJAS

Una vez que ya tenemos nuestro pan, lo cortamos en rebanadas que habíamos  señalado antes y lo apartamos.

Las torrijas pueden ser de dos formas, de leche o de vino. En casa, hay que hacerla de las dos formas, porque a mi padre no le gusta la leche.

Torrijas de leche (10 torrijas)

  • 1 l leche semidesnatada
  • 1 cascara de limón no muy grande
  • 1 cascara de naranja no muy grande
  • 2 ramas de canela
  • 2 cucharadas de azúcar

Ponemos todos los ingredientes a hervir en un cazo. Una vez que ha hervido, retiramos y dejamos reposar hasta que temple, colamos y dejamos solo la leche.

En esa leche vamos mojando nuestras rebanadas de pan, procurando que se empapen muy bien, ya que son unas buenas rebanadas y no queremos que se nos queden duras. El que empapen bien será clave para que queden jugosas.

Torrijas de vino

Para estas torrijas usamos Vino dulce. No os digo ninguno en concreto, porque lo ideal es que cada uno use el vino que más le guste. Para preparar el almíbar, rebajamos el vino con un poco de agua. Si os digo la verdad, no seguí medidas, puse un vaso de vino y le añadí un poco de agua hasta que me gustó la consistencia y el sabor. No añadí mucha cantidad de agua.

Una vez que las torrijas están empapadas, las pasamos por huevo y las freímos en aceite bien caliente. En total usé 4 huevos.

No freirlas demasiado, sólo hasta que estén doraditas.

El proceso de empapar y freir se va haciendo simultáneamente.

FIN DEL PROCESO Y ALMÍBAR DE MIEL

Conforme vamos acabando de freir las torrijas, vamos colocándolas en una bandeja con papel de cocina para que elimine el exceso de aceite.

Una vez que se han enfriado, preparamos un almíbar de vino y miel que será el almíbar que acompañe a las torrijas en su presentación.

Para ello usé:

  • 500 gr miel
  • 100ml vino dulce
  • 50ml agua
  • Canela en polvo

Ponemos todos los ingredientes y mezclamos bien hasta que nos quede un almíbar no demasiado espeso. La cantidad de vino y agua puede variar en función del gusto de cada cocinero.

Finalmente, colocamos en una fuente las torrijas, bien de miel, o bien de vino, y vamos regando con el almíbar para que se mantengan bien húmedas y jugosas.

Y con esto hemos terminado nuestras torrijas!!! Tengo que reconocer que es la primera vez que las hago, pero la verdad es que el resultado ha sido estupendo. Estan muy muy jugosas y sabrosas, sin estar excesivamente “empapuchadas”. Y los almíbares tienen un sabor muy rico.

Ahora solo espero que durante esta semana y sobre todo la semana que viene, vuestras casas se llenen de torrijas y disfrutéis, ya sea en casa, o de escapada, estas vacaciones de Semana Santa.

Un beso. Sara

Torrijas caseras

7 comentarios en “Torrijas caseras

  1. Spr dijo:

    ¡Madre mía! ¡Que pinta tiene ese pan! Estas hecha una artista🙂

    Las torrijas tienen un aspecto fabuloso, aunque he de reconocer que no me gustan. Mi madre las hace para mis hermanos, que les encantan.

  2. dwaitt dijo:

    “Enamorada sin remedio ni descanso de mi ciudad, Sevilla”. Qué frase tan bonita… Eres taaaaan adorable!ª🙂 Qué afortunada eres de vivir en Sevilla siempre, y sobre todo en primavera.
    Se me ha hecho la boca agua. Las torrijas me encantan, y estas tienen una pinta estupenda.
    Tengo ganas de verte. ¿Me harás torrijas en Barcelona?😉

  3. torrevejana dijo:

    Madre mía!! Pero que pinta!! Yo al revés que tu padre, las de vino no me hacen mucha gracia.

    Tengo que probar esta receta, si o si!

Si quieres comentar...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s