Cheesecake bicolor – Marcos Style

Hola chic@s!

Antes de salir de casa, hice este cheesecake, a mi estilo, para compartir con unas amigas previo a mis vacaciones

Está hecho en un paso a paso muy simple, y fue la excusa perfecta para utilizar mi nuevo libro de técnicas clásicas, comprado en amazon.com

Espero les guste!

Cheesecake Bicolor

Ingredientes

Masa

Harina para pastelería 250grs

Mantequilla 200grs

Azúcar glass 125 grs

Esencia de vainilla, a gusto

Huevo, 1

Yema, 1

Relleno

Crema de queso, 800grs

Azúcar 200grs

Huevos 4

Piel de limón, 1

Maizena 50 grs

Chocolate de taza 100grs

Manzanas asadas 3

Paso a Paso

Como primer paso, trabajaremos con la mantequilla fria y cortaremos cubos pequeños, siempre cuidando que no tome calor, muy importante para el correcto desarrollo de la técnica de esta masa. Comenzar a realizar un arenado, junto con el azúcar y la harina, es decir, unos pequeñísimos grumos, con estos 3 ingredientes. Lo más importante de todo es diferenciar una arenilla que es lo que tenemos que lograr, a un empaste, que es lo que queremos evitar, ya que de lo contrario la masa no será buena.

Una vez formada esa mezcla similar a arena húmeda, agregar los huevos. Unir bien hasta formar el bollo de masa. Cubrir con un film plástico y llevar al refri para que tome frío, ya que por la gran cantidad de mantequilla se puede tornar difícil para trabajar

Con laa masa ya fría, forrar un molde desmontable para tarta, no hace falta estirarla con palo de amasar, ya que se puede hacer con la mano perfectamente, forrando el molde con pequeños trozos de la masa, y uniéndolos luego con los dedos (esto se facilita por la cantidad de materia grasa en la composición de esta masa)

Picar con un tenedor para evitar que se levante en el horno durante la cocción. Cocinar sin ningún relleno por unos 10 minutos para que se seque un poco y forme un piso, que evitará que luego, nuestro relleno, le pase humedad y nos dé la sensación de que la masa aún no está del todo cocida

Pasados los 10 minutos, dejamos la masa fuera del horno para que se enfríe y nos ponemos a trabajar en el próximo paso de nuestro postre

Pelamos las manzanas verdes y las cortamos en pequeños gajos. En una sartén caliente, las doramos con un poco de mantequilla y azúcar para que se caramelicen (también se puede hacer este proceso en el horno si se desea). Reservar para más tarde. Este toque frutal será un buen contraste con lo cremoso de nuestra crema de queso

Para nuestro relleno estrella: Unir en un bol la crema de queso, con el azúcar y la piel de limón. Agregar los huevos de a 1 (muy importante!!) y una vez que la preparación está homogenea, agregar la maizena muy bien tamizada, e incorporar con un batidor y movimientos envolventes, para evitar formación de grumos desagradables

En este punto, dividirla en un 75% que quedará sabor neutro, y el 25% restante que será de chocolate. Para ello, calentaremos en el microondas el chocolate y se lo agregaremos para obtener una mezcla homogénea

Reservar la mezcla por unos minutos en el frío. Mientras tanto colocamos, sobre la masa ya fría, las manzanas caramelizadas, y sobre ellas, la mezclas de crema de queso, alternando el sabor neutro con el de chocolate, jugando un poco para que se forme el “marmolado” que buscamos

La preparación deberá ir a un horno de 160-180 grados, por aproximadamente 70 minutos. Comprobar siempre, con un palillo en el centro de la preparación, que el mismo salga seco, para así asegurarnos de que se ha cocido como necesitamos. Esto dependerá del horno que tengamos, que tan bien trabaje…y lo más importante…que tanto lo conocemos!!

Cuidado!! No caer en la tentación de querer desmoldarlo en caliente, porque es un paso hacia el desastre, jeje

Servir (si son como yo no se aguantarán demasiado!) bien frío, que es cuando mejor se relacionan todos los sabores

Espero lo puedan poner en práctica y compartirlo con quienes más quieran

Besos para todos y gracias por estar del otro lado

Marcos

Cheesecake bicolor – Marcos Style

Tortitas para AR


Tortitas para desayunar, merendar y cenar.

Según la Wikipedia: La tortita, panqueque, panqueca, o panicuque (en inglés pancake y en Estados Unidos también hotcakes, griddlecakes, o flapjacks) es un pan plano redondo dulce, cuya masa base contiene usualmente leche, mantequilla, huevos, harina, levadura, azúcar y quizá una especia, esencia o extracto (canela, por ejemplo).

Esta es una receta super fácil y rápida, en menos de media hora se tiene lista. La encontré por internete hace unos cuatro años pero no me quedé con el link así que si alguien lo encuentra que me lo pase que estaré encantada de ponerle el enlace. La verdad es que había probado unas diez recetas diferentes hasta encontrar una que me encantase y esta está genial, espero que os guste.

Me trae recuerdos de la infancia. No es que mi madre me hiciese tortitas, es que cuando era pequeña veía en la televisión una serie que se llamaba DINOSAURIOS y llegaba el padre a casa y gritaba: “Chiqui! Ya estoy aquí!”,¿ sabéis de qué serie os hablo? En esa serie en todos los capítulos desayunaban tortitas y El Peque las hacia volar por los aires.

Os dejo el link: http://www.youtube.com/watch?v=z1oWo535dZ0

Vamos con la receta!

Ingredientes:
1 huevo
4 cucharaditas de azúcar
½ vaso de leche
1 vaso de harina
2 cucharaditas de levadura (también sin levadura)

Comenzamos!

Ponemos todos los ingredientes en un bol y batimos hasta que quede una masa homogénea. Dejamos reposar unos 15 minutos.

Echamos pequeñas cantidades en una sartén muy caliente. Y se les dá la vuelta para hacerlas por los dos lados.

Es muy importante la sartén, sino se pegan las tortillas. Tampoco sé si es cosa mía pero siempre la primera que hago se quema. La tortita se hace rápido, yo les doy la vuelta cuando veo que las burbujitas de la masa explotan.

Nota: las tortitas se acompañan con nata, sirope de caramelo, mermelada o miel, yo las he acompañado con sirope de chocolate.

Pasar el día de mi cumpleaños haciendo gran variedad de cosas entre ellas tortitas, ha sido un día muy especial. Gracias Rubén por dejarme usar tu cocina.

Tortitas para AR

Bundt Caza-Hombres

Bundt

 

Seguro que el título de este Bundt te ha llamado la atención. A mi también me la llamó cuando lo ví por primera vez. Según la autora de la receta (Bakemanía), este Bundt tiene este nombre porque no hay quien se resista a él, y además todo aquel que lo prueba acaba repitiendo. De esto puedo dar fe. Todos los que lo han probado han acabado repitiendo, porque sinceramente está muy muy bueno.

Aunque no deja de ser un bizcocho clásico, muy fácil de hacer, con ingredientes que solemos tener por casa; este tiene una textura y un sabor que lo hacen especial y diferente al “clásico bizcocho de yogurt”, con todos mis respetos hacia este que buenas alegrías me ha dado.

Como comentaba antes esta receta la he sacado del blog Bakemania una artista en el mundo de la repostería y tengo marcado su blog como uno de mis favoritos, de referencia, vamos.

Pues sin más paso a detallar la receta, que me he permitido el lujo de hacer pequeños cambios de la original:

Ingredientes:

  • 225 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 400 gr de azúcar
  • 5 huevos grandes
  • 375 gr de harina
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 1 cucharadita de sal
  • 250ml de Buttermilk
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 3 cucharadas de zumo de limón

– Empezamos precalentando el horno a 160º y engrasando nuestro molde Bundt.

– Tamizamos la harina, el bicarbonato y la sal. Reservamos.

– Batimos durante un minuto la mantequilla con el azúcar, hasta que nos quede una mezcla homogénea.

Bundt

Bundt

– Añadimos los cinco huevos. Uno a uno. No añadimos el segundo hasta que el primero no se ha mezclado por completo.

Bundt

Bundt

– Incorporamos la harina en tres veces, alternando con el buttermilk, terminando con la harina. Es decir, incorporamos un tercio de la harina, la mitad del buttermilk, el segundo tercio de harina, etc.

– Por último añadimos las cucharadas de zumo de limón y el extracto de vainilla.

– Volcamos la masa a nuestro molde Bundt, alisando la parte superior para que nos salga uniforme.

– Horneamos durante 70 minutos. Antes de retirarlo insertamos un palito en el centro para comprobar que está hecho, sino, lo dejamos cinco minutos más en el horno.

Bundt

– Dejamos enfriar dentro del molde durante 15 minutos. Después lo desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla durante 45 minutos aproximadamente antes de servir o hasta que se haya enfriado por completo.

Y listo!

Bundt Caza-Hombres

Cupcakes de dulce de leche

En Comparte Postres estamos de enhorabuena. Somos un grupo de cocinillas de diversas partes del planeta. Cinco de nosotros vivimos en España y el sexto, Malter, vive en la lejana argentina. Pues bien, ¡YA LO TENEMOS AQUÍ! Ha venido a España de visita y no encuentro una ocasión mejor que esta, la de tener aquí de lo mejor de Argentina, para homenajearle con uno de mis productos argentinos favoritos: el dulce de leche. A cucharadas, sobre una tostada, con una crêpe, un gofre… o como ingrediente principal de unos cupcakes  como estos. Jugosos y con un sabor muy intenso a dulce de leche.

¡Viva Malter y viva Argentina!

¿Comenzamos?

CUPCAKES DE DULCE DE LECHE (Receta adaptada del libro Cake Days)

Ingredientes (para 16 cupcakes)

– 80 gr. de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente.

– 280 gr. de azúcar.

– 240 gr. de harina de todo uso.

– 1 cucharada (tbsp) de polvo de hornear (levadura química, tipo Royal)

– 1/4 cucharadita de sal.

– 240 ml. de leche entera, a temperatura ambiente.

– 1/2 cucharadita de extracto de vainilla.

– 2 huevos L

– 160 gr. de dulce de leche (de todos los que he probado -que son bastantes-, mi marca favorita es Chimbote)

Preparación:

– Precalentamos el horno a 190º. Preparamos una bandeja para cupcakes con las cápsulas de papel.

– Tamizamos la harina, el polvo de hornear y la sal.

– En una jarra, batimos la leche, el extracto de vainilla y los huevos.

– Batimos a la vez en un bol grande la mantequilla, el azúcar, la harina, el polvo de hornear y la sal a baja velocidad, hasta que la mezcla tenga una consistencia granulada/arenosa.

– Añadimos 3/4 partes de la mezcla de leche y huevos y seguimos batiendo a velocidad baja hasta que esté integrada. Subimos a velocidad media y batimos hasta obtener una mezcla uniforme, cremosa y suave. Añadimos lo que nos queda de leche y huevos y el dulce de leche, y batimos hasta obtener una crema suave.

– Rellenamos las cápsulas de papel hasta dos tercios de su capacidad. Horneamos unos 18-20 minutos, o hasta que insertemos un palillo en el centro del cupcake y salga limpio. Dejamos atemperar unos diez minutos dentro de la bandeja, y seguidamente los dejamos enfriar sobre una rejilla.

– Mientras, preparamos el frosting.

Buttercream de dulce de leche

Ingredientes

– 450 gr. de azúcar glas.

– 160 gr. de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente.

– 50 ml. de leche entera, a temperatura ambiente.

– 120 gr. de dulce de leche.

Preparación:

– Batimos el azúcar glas con la mantequilla a velocidad baja hasta integrarlos y obtener una mezcla un poco arenosa.

– Lentamente, añadimos la leche. Batimos a velocidad alta unos minutos hasta que obtengamos una crema suave. Añadimos el dulce de leche y volvemos a batir dos o tres minutos hasta obtener una crema consistente y suave.

Montaje:

– Con una puntilla bien afilada, hacemos un agujero en el centro de cada cupcake. Rellenamos el hueco con una cucharadita de dulce de leche. Tapamos con el capuchón que acabamos de extraer (este paso es opcional, pero le da un toque riquísimo).

-Decoramos el cupcake con el buttercream, con una manga pastelera o una espátula.

-Finalizamos con crocanti de almendra, caramelos toffe troceados o gotas de dulce de leche.

… y ya los tenemos listos. Ahora, ¡a comer! ¡Espero que os gusten!

Ya sabéis que podéis visitarnos, hacernos preguntas y compartir con nosotros vuestros postres en nuestra página de Facebook.

¡Que aproveche!

Cupcakes de dulce de leche

Galletas de avena y chocolate / Chocolate fudgy oatmeal cookies

Otra receta de galletas veganas, crujientes por los bordes y blanditas por el centro. Acostumbrados como estamos en España a las galletas durísimas, de masa bien compacta, las galletas blanditas que consumen con fruición en otros países pueden parecernos “poco hechas”. Pero ¿de qué trata la cocina sino de buscar nuevos sabores y, también, nuevas texturas?

Para 2 o 2 y ½ docenas de galletas

Ingredientes:

  • 2 tazas de avena de cocción rápida
  • 1 y 2/3 taza de harina todo uso
  • 2/3 taza de cacao en polvo
  • ½ cucharadita de bicarbonato sódico
  • ½ cucharadita de polvo de hornear
  • ¾ cucharadita de sal
  • 1 y ½ tazas de azúcar
  • 2 cucharadas de semillas de lino molidas
  • 2/3 taza de leche no animal (soja, arroz, avena…)
  • 2/3 taza de aceite de canola (o girasol suave)
  • 1 y ½ cucharaditas de extracto de vainilla
  • ¼ cucharadita de extracto de almendra
  • ¾ taza de chips de chocolate
  • 1 taza de cerezas secas o de pasas (opcional)

Preparación:

Precalienta el horno a 180ºC. Prepara dos bandejas de hornear con papel de horno.

En un bol mediano, mezcla juntos la harina, la avena, el cacao en polvo, el bicarbonato, el polvo de hornear y la sal. Reserva.

En un bol grande, bate juntos el azúcar, la leche y las semillas de lino hasta que se haga una crema. Añade el aceite y los extractos de vainilla y almendra y bate hasta que estén bien mezclados. Incorpora la mitad de la mezcla de harina y remueve hasta que se integre bien. Luego, echa la otra mitad y también remueve hasta que esté bien integrada. Pero justo antes de que esté bien integrada del todo, añade las pepitas de chocolate y las pasas o las cerezas si lo deseas.

Para hacer cada galleta, coge dos cucharadas generosas de masa y ponlas en la bandeja, pero ten cuidado de dejar un buen espacio de separación entre ellas, como 5 cm. O más, porque tienden a expandirse y se pegan las unas con las otras. Si quieres que te salgan redondas y bonitas, sepáralas lo máximo que puedas, aunque tengas que hacer más hornadas. Si lo deseas, aplástalas un poco con las manos mojadas o con la base, mojada también en agua, de una taza. Así salen más crujientes. Si no las aplastas, salen más blanditas por el centro. A gusto del consumidor.

Hornea 10 o 12 minutos, hasta que las galletas estén firmes y hayan subido un poco. Déjalas enfriar en la bandeja 5 minutos y luego transfiérelas a una rejilla para que se enfríen completamente. Guárdalas en una lata de galletas.

Galletas de avena y chocolate / Chocolate fudgy oatmeal cookies