Maxi pastas


Llego, llego, llego… aquí estoy! Con otra receta de las de una estrella de dificultad. Una receta super fácil. Fijaos lo fácil que es que he tenido hasta que improvisar. Lo que ha sucedido es que tengo el horno estropeado y lo tengo que coger prestado. Eso no es un problema ya que tengo carta blanca (¿verdad, Ruben?). El problema es cambiar de cocina y no tener tus propios bártulos. Ahí es donde entra la improvisación. Comenzamos con la receta y sobre la marcha os cuento!

Esta es una receta heredada de mi madre. Mi madre la recortó de una revista hace unos veinte años. Así que desde aquí felicito a la persona que se molestó en enviar la receta a la revista ya que estas pastas son riquísimas. El año pasado apareció una amiga en mi puerta con unas pastas casi parecidas y me dijo que las había hecho con la Chef. La receta es casi parecida así que no esperéis un gran descubrimiento. El descubrimiento es que no tengáis esta receta tan rica. Pero desde hoy ya se acabó.

Lo dicho; es una receta fácil pero no es rápida. Lo cierto es que lleva su tiempo. Aunque si tenéis amasadora entonces ya… suertudos.

Ingredientes (para ocho personas):
250 gr de harina de trigo
100 gr de azúcar glas
125 gr de mantequilla
Y 1 huevo.

Comenzamos!

Tamizamos la harina en un bol y la mezclados con el resto de ingredientes: el azúcar, la mantequilla (cortada en trocitos) y el huevo. Yo lo mezclo y machaco con una cuchara de madera y después con las manos lo amaso y mezclo bien.
Os quedará una masa que no es masa, parecerá que os ha salido mal. Pero lo cierto es que vamos bien. Queda como una arenilla. Pero sin problema. Se hace una bola con toda la masa y se mete en la nevera.

Dejamos la masa una hora en la nevera. No puedo deciros si en menos tiempo se puede hacer porque siempre he cumplido a rajatabla la hora de nevera.

Mientras pasa la hora limpiamos bien la encimera o mesa que vayamos a utilizar. Enharinamos la superficie. Cogemos la bola de masa de la nevera y la estiramos con un rodillo.

¿Que no tenéis rodillo? No pasa nada. Seguro que tenéis alguna botella por ahí, mejor vacía de vino o de agua, eso sí, sin etiqueta. Para quitarle la etiqueta solo tenéis que meter la botella debajo del grifo de agua caliente o, mejor, dejarla reposar cinco minutos dentro del agua caliente que gasta menos agua. ¿Tampoco tenéis botella? Eso mismo me pasó a mi. Sin problema. Se busca algo redondo. Mirad qué chulos los vasos de regalo que he encontrado en un armario.

Estiramos bien la masa con el rodillo, o similar, hasta dejarla de un grosor de un centímetro aproximadamente. Si las dejamos más finas se romperán y se tostarán mucho y si las dejamos más gordas quedarán crudas por dentro.

Cogemos los cortapastas y hacemos formas. Yo estas pastas las suelo hacer en Navidades y lo que hacemos es formas con el cuchillo. Quedan preciosas todas diferentes y completamente artesanales. Pero si tenéis prisa y no tenéis cortapastas podéis usar la boca del vaso. Queda unas maxi pastas super graciosas.
Si veis que la pasta se empieza a pegar a la mesa solo tenéis que poner más harina y si es necesario al rodillo también.
Y le toca el turno al horno. El horno tiene que estar precalentado a 175 grados, si el horno no marca 175 lo ponéis a 170 grados.
Las pastas podéis ponerlas en la superficie de la bandeja del horno engrasada con mantequilla o, para no manchar tanto, encima de un papel de cocina.

Metemos las pastas al horno durante 20 minutos si ponemos 175 grados o 25 minutos si ponemos 170 grados. Las pastas estarán cuando estén algo doraditas. No dejadlas nunca menos tiempo porque por dentro estarán crudas.
Sacamos las pastas del horno y las dejamos enfriar.

Decoramos las pastas. Esta receta la hago espolvoreando azúcar glas por la superficie. Como con manga pastelera para pintar fino no sé, he comprado en el supermercado este lápiz. Lo cierto es que es algo difícil y eso que parece cosa de niños. Pintamos caras o dibujos en las pastas y ya están. Listas para comer.


Como veis han salido doce maxi pastas. Serían el doble de pastas de tamaño normal.

Maxi pastas

3 comentarios en “Maxi pastas

  1. Unas pastas tan sencillas como ricas. A mi me encantan estas recetas que no requieren tanta elaboración, sin ingredientes rebuscados, .. las preparas en cualquier momento y en un periquetes, ¡y están riquísimas!🙂 Te han quedado fenomenales!

    Un beso

Si quieres comentar...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s