Tarta Normanda de Manzanas

Hola a todos!

Espero estén muy bien, y con ganas de cocinar. Sí, sé que para ustedes es verano y hace calor para prender el horno, pero esta receta la verdad que merece la pena, así que a abrir bien las ventanas, poner en funcionamiento los ventiladores o aires acondicionados y a disfrutar de la receta, jaja  :o)

Otro beneficio de esta rica tarta, es que tiene ingredientes que siempre tenemos en casa, así que si de sorpresa nos avisan que vienen a tomar el té, en un par de horas la tendremos lista, y nuestros invitados quedarán más que satisfechos

Manos a la obra!

Ingredientes:

Masa:

Harina 250 grs

Azúcar 50grs

Mantequilla fría en cubos 125grs

Yema 1

Agua helada, cantidad necesaria

 

Relleno

Manzanas  5 (preferentemente la variedad Rome Beauty)

Nueces Molidas 50grs

Mantequilla derretida 125grs

Azúcar 125grs

Huevos 2

Paso a Paso

Colocar en un procesador, la mantequilla, el azúcar y la harina, procesar hasta lograr un arenado. No exagerar porque la mantequilla se puede calentar y perdemos el efecto esperado en este tipo de masas. Disolver aparte, la yema con 3 cucharadas de agua fría e ir integrando esta mezcla, al arenado mientras seguimos procesando. Esto debería ya formar nuestro bollo de masa, de no ser así agregar, de a cucharadas, agua helada. Una vez formado, llevar al frío por 30 minutos

Pasado este tiempo, estirar con palote, y forrar una tartera de 24cm de diámetro, y llevar a la heladera nuevamente (es muy importante en este tipo de masas de manteca, el paso por frío, ya que de lo contrario, la masa en el horno podría achicarse bastante o deformarse)

Cocinar en horno a 180grados, por 10 minutos (cocción a blanco). Dejar enfriar a temperatura ambiente y reservar

Para el relleno, deberemos pelar las manzanas y cortarlas en octavos. Las dispondremos en una placa para horno enmantecada. Luego espolvorearemos las manzanas ya en la placa, con azúcar glass. Cocinarlas por espacio de 15 minutos, o hasta que los bordes se tornen dorados. Dato importante y no menor: que las manzanas sean lo más parejas posibles, de lo contrario, unas estarán cocidas y otras crudas!  ;o)

Armado de la tarta: Cubrir el fondo de nuestra masa de tarta con las nueces picadas, y colocar sobre ellas, las manzanas peladas y cortadas

Luego recubrirlas con la preparación de ligue, es decir los huevos, mantequilla derretida y azúcar. Aquí se le puede agregar algún licor rico, como he hecho yo, como para perfumar un poco más.

Cocinar durante 25-30 minutos en horno moderado

Les recomiendo comerla tibia con un poco de nata montada sin azúcar

Hasta la próxima receta!

Marcos

 

 

Tarta Normanda de Manzanas

Budín de Coco y Canela

Hola chic@s!!

Espero estén todos muy bien. Hoy les voy a compartir un budín que me ha dado mucha satisfacción, ya que a todos a los que se lo he convidado, han quedado muy contentos, y eso es siempre una buena señal.

El paso a paso es muy simple, y hay que prestar atención a varios pequeños detalles para que el resultado final sea el esperado.

Una vez me dijo un pastelero: si en las recetas hubiese que poner TODOS los detalles, cada una tendría 3 páginas en lugar de media carilla, y esto muchas veces lo notamos cuando las leemos, sea en un libro o en internet….sentimos como si nos faltaran detalles…bueno, hoy trataré de dar todos los secretitos, para que el budín quede no solo rico (esto muchas veces se logra por sí solo, ya que la mantequilla y el azúcar casi garantizan el buen sabor) sino con la miga y textura sean las que corresponde, y las demás características culinarias también

Manos a la obra!!

Ingredientes

Mantequilla, 200grs

Azúcar, 200grs

Huevos, 3 grandes

Harina, 210 grs

Polvo leudante, 10 grs

Coco rallado y seco, 80 grs

Cacao amargo, 40 grs

Canela, 10 grs

Paso a Paso

Algo muy importante, es antes que nada, asegurarnos de que todos los ingredientes a utilizar estén a temperatura ambiente, ya que esto facilitará que luego no haya problemas en cuanto a la unión de unos con los otros

Además, encenderemos el horno, para que esté correctamente precalentado a 180 grados al momento de querer hornear nuestro budín

Una vez tomados todos estos pequeños recaudos, comenzaremos por ablandar el azúcar, hasta que quede como una pomada (batirla unos 5 minutos con batidor, preferentemente a mano)

Logrado el punto que necesitamos, agregar el azúcar, para que se forme una pasta. Batir unos 8 minutos, hasta obtener una pomada clara y en la que los granos de azúcar no sean tan visibles.

 

Tamizar además, los ingredientes secos (Harina, Polvo leudante) 3 veces, para lograr un buen aireado. Por otro lado, en un bol aparte, tamizar también el cacao con la canela y reservar

 

Al batido de mantequilla, agregar, batiendo bien cada vez, los huevos, de a 1. Es importante que integremos bien los mismos, para evitar que la preparación se torne grumosa. Una vez integrados todos, agregar los secos (harina + polvo leudante), que se incorporarán con espátula de goma o cuchara de madera. Lograda la pasta deseada, separar en dos (2/3 y 1/3)

La mayor proporción (2/3) será saborizada con el coco rallado, y si se desea, se puede reforzar el sabor con esencia o licor de coco a gusto. El tercio restante del batido, se saborizará con la mezcla de cacao y canela.

Como los huevos no son siempre iguales, si notáramos que la mezcla queda muy seca, se puede agregar leche (no más de 100cm3) a temperatura ambiente. Incorporar lentamente

Preparación del molde: Cubrir un molde de budín, previamente enmantecado y cubierto con papel de cera (o papel enmantecado/encerado como también lo llamamos aquí), también enmantecado. Este papel, deberá sobresalir del molde a modo de solapas, que luego nos facilitarán el desmoldado. Llevarlo al frío 5 minutos.

Pasar nuestro batido, de a cucharadas, las mezclas de coco y canela, de forma intercalada, es decir, una de coco, luego otra de canela, etc. Al finalizar de cargar el molde hasta la tercer parte de su altura, insertaremos un palillo dentro del budín, y haremos unas líneas en el interior, a modo de formar la estructura bicolor, y así obtener ese “marmolado” que buscamos

Llevaremos al horno, alrededor de 40-50 minutos, a 180 grados. No es bueno pinchar el budín para ver si está cocido. Se aconseja ver si el mismo está firme en la parte superior, y si se despega levemente de los costados del molde

Evitar, bajo todo concepto, caer en la tentación de abrir el horno antes de que hayan pasado al menos 25 minutos, ya que de lo contrario, no terminará de leudar lo que se necesita

Una vez que vemos está en su punto, lo retiramos del horno, y lo dejamos reposar 30 minutos. Luego lo desmoldaremos, ayudándonos del papel encerado que sobresalía del molde cual solapas, y lo colocaremos en una placa o rejilla de pasteleria, para que respire la base del mismo y no se torne húmedo en la base

Para mí, ya es delicioso así simplemente, acompañado con un buen té….y seres queridos. Los invito a que cada uno lo mejore y deguste como más quiera

Espero les guste!

Marcos

Budín de Coco y Canela

Cheesecake bicolor – Marcos Style

Hola chic@s!

Antes de salir de casa, hice este cheesecake, a mi estilo, para compartir con unas amigas previo a mis vacaciones

Está hecho en un paso a paso muy simple, y fue la excusa perfecta para utilizar mi nuevo libro de técnicas clásicas, comprado en amazon.com

Espero les guste!

Cheesecake Bicolor

Ingredientes

Masa

Harina para pastelería 250grs

Mantequilla 200grs

Azúcar glass 125 grs

Esencia de vainilla, a gusto

Huevo, 1

Yema, 1

Relleno

Crema de queso, 800grs

Azúcar 200grs

Huevos 4

Piel de limón, 1

Maizena 50 grs

Chocolate de taza 100grs

Manzanas asadas 3

Paso a Paso

Como primer paso, trabajaremos con la mantequilla fria y cortaremos cubos pequeños, siempre cuidando que no tome calor, muy importante para el correcto desarrollo de la técnica de esta masa. Comenzar a realizar un arenado, junto con el azúcar y la harina, es decir, unos pequeñísimos grumos, con estos 3 ingredientes. Lo más importante de todo es diferenciar una arenilla que es lo que tenemos que lograr, a un empaste, que es lo que queremos evitar, ya que de lo contrario la masa no será buena.

Una vez formada esa mezcla similar a arena húmeda, agregar los huevos. Unir bien hasta formar el bollo de masa. Cubrir con un film plástico y llevar al refri para que tome frío, ya que por la gran cantidad de mantequilla se puede tornar difícil para trabajar

Con laa masa ya fría, forrar un molde desmontable para tarta, no hace falta estirarla con palo de amasar, ya que se puede hacer con la mano perfectamente, forrando el molde con pequeños trozos de la masa, y uniéndolos luego con los dedos (esto se facilita por la cantidad de materia grasa en la composición de esta masa)

Picar con un tenedor para evitar que se levante en el horno durante la cocción. Cocinar sin ningún relleno por unos 10 minutos para que se seque un poco y forme un piso, que evitará que luego, nuestro relleno, le pase humedad y nos dé la sensación de que la masa aún no está del todo cocida

Pasados los 10 minutos, dejamos la masa fuera del horno para que se enfríe y nos ponemos a trabajar en el próximo paso de nuestro postre

Pelamos las manzanas verdes y las cortamos en pequeños gajos. En una sartén caliente, las doramos con un poco de mantequilla y azúcar para que se caramelicen (también se puede hacer este proceso en el horno si se desea). Reservar para más tarde. Este toque frutal será un buen contraste con lo cremoso de nuestra crema de queso

Para nuestro relleno estrella: Unir en un bol la crema de queso, con el azúcar y la piel de limón. Agregar los huevos de a 1 (muy importante!!) y una vez que la preparación está homogenea, agregar la maizena muy bien tamizada, e incorporar con un batidor y movimientos envolventes, para evitar formación de grumos desagradables

En este punto, dividirla en un 75% que quedará sabor neutro, y el 25% restante que será de chocolate. Para ello, calentaremos en el microondas el chocolate y se lo agregaremos para obtener una mezcla homogénea

Reservar la mezcla por unos minutos en el frío. Mientras tanto colocamos, sobre la masa ya fría, las manzanas caramelizadas, y sobre ellas, la mezclas de crema de queso, alternando el sabor neutro con el de chocolate, jugando un poco para que se forme el “marmolado” que buscamos

La preparación deberá ir a un horno de 160-180 grados, por aproximadamente 70 minutos. Comprobar siempre, con un palillo en el centro de la preparación, que el mismo salga seco, para así asegurarnos de que se ha cocido como necesitamos. Esto dependerá del horno que tengamos, que tan bien trabaje…y lo más importante…que tanto lo conocemos!!

Cuidado!! No caer en la tentación de querer desmoldarlo en caliente, porque es un paso hacia el desastre, jeje

Servir (si son como yo no se aguantarán demasiado!) bien frío, que es cuando mejor se relacionan todos los sabores

Espero lo puedan poner en práctica y compartirlo con quienes más quieran

Besos para todos y gracias por estar del otro lado

Marcos

Cheesecake bicolor – Marcos Style

Tarta de Peras

Hola a Todos!!

En esta oportunidad quería compartir con vosotros, una receta que no falla nunca, es muy fácil, y les gusta a todos!! Qué más se le puede pedir no? jejeje

Es una tarta que es ideal, para hacer con cualquier fruta que tengamos en casa y esté bien madura, como por ejemplo, peras o manzanas. Lo ideal es comerla tibia, pasado un rato de que la sacamos del horno, y con un buen copo de nata montada…..o helado de vainilla en su defecto  ;o)

Se puede utilizar tanto como postre o como para compartir con amigos en el 5 o´clock tea

Espero les guste!

Ingredientes

4 peras peladas y cortadas en láminas
200g de mantequilla a punto pomada
200g de azúcar
4 Huevos
250g de Harina de pastelería
1 Cucharada de Polvo de Hornear (Royal)
1 Cucharada de Extracto de Vainilla y ralladura de piel de limón (1)

Para el Crumble de Cobertura
50g de manteca fundida
125g de harina
50g de azúcar
30g de azúcar negra

A Gusto: nueces, almendras, canela y jengibre

Paso a Paso
Antes de comenzar, tener todos los ingredientes listos y precalentar el horno a 180 grados, y engrasar el molde seleccionado (aproximadamente de 28 cms de díametro)
Batir la mantequilla con el azúcar hasta lograr una preparación cremosa. Una vez obtenida esta mezcla, agregar los huevos de a uno, mientras se bate a baja velocidad.Incorporar la esencia de vainilla y la piel de 1 limón
De a poco, agregar la harina previamente tamizada con el polvo royal, de a cucharadas,  hasta incorporarla por completo. Ir mezclando con cuchara de madera. Una vez lista la masa, llevar al refri para que tome frío
Cubrir el molde con la masa y picarla para que no se eleve demasiado en la cocción que le daremos. Llevar al horno durante 10 minutos

Al sacar la masa del horno, pincelar con un dulce neutro, por ejemplo de melocotón, para evitar que la masa se humedezca con la fruta que pondremos luego.

Luego, ubicar las rodajas de pera sobre la masa.

Cubrir con el crumble , que se realiza con todos los ingredientes mencionados. Los mismos se trituran todos juntos en un procesador de alimentos para obtener una textura de arena


Llevar a horno y cocinar durante 40 minutos. Dejar entibiar

Acompañar con nata montada, helado de vainilla o crema……y para los golosos, una buena salsa de chocolate no le queda nada mal!


Hasta Pronto,

Marcos

Tarta de Peras

Postre Bajas Calorías… pero riquísimo!

Tengo una amiga, que cumplía años allá por 2006, y como no había tenido tiempo de salir a comprarle nada (maldita costumbre de dejar todo para último momento)….se me ocurrió cocinarle algo.

Pensaba hacerle unas galletas dulces con coco, avena que le fascinan….pero la niña no tuvo mejor idea que ponerse a dieta una semana antes de sus festejos, con lo cual mi plan y receta no pudieron ser

En su lugar, y sin dejar de lado el hacerle algo rico con mis propias manos, inventé este postre, cuyo relleno (varias veces probado) puede ser usado como tarta de queso light, con o sin el sabor a chocolate. Desde entonces, sé, sin preguntar, que debo llevar dos para la cena de su festejo….y no ha habido una persona que se negara a degustarlo eh!

Para todas y todos los que quieran darse un gusto y no cargar con la culpa (y los gramos, jeje), va dedicada esta receta fácil y deliciosa….ah….la receta en realidad no tiene un nombre, pero podemos ponerle “Birthday Cheesecake-ish”, jeje

NOTA: claro, como todo tiene un punto flojo….si lo comemos completito nosotros solos, deja de ser light, jejeje

Ingredientes

Crema de queso (creamcheese) sin grasa (800 grs) (yo he usado dos tipos, unás consistente que el otro, a falta del philadelphia light, con 1/3 menos de grasa que se consigue en el super)

Edulcorante líquido o en polvo, a gusto

Limón, 1

Masa de arrollado dulce  (solo se usan 150 grs de los 350 que trae el paquete)

Polvo para preparar postre light  sabor chocolate (1 caja de 60 grs)

Gelatina sin sabor, 14 grs

Agua, 4 cucharadas (50 cm3)

Opcionales

Dulce de ciruela light (o algun dulce light cítrico) 50 grs

Fresas, 500 grs

Edulcorante, a gusto

Gelatina sin sabor o de fresas, 7 grs

Paso a Paso….Manos a la obra!

1) Colocar el creamcheese en un bol, junto con la ralladura de la piel de limón y su jugo. En un vaso, mezclar la gelatina sin sabor con el agua, y llevar al micro por unos 20 segundos (recordar siempre que la gelatina tiene que calentarse, de lo contrario no actuará)

2) Una vez homogeneizada la preparación, agregar el polvo para preparar postre light de chocolate. Si luego de mezclar bien, sentimos que le falta dulce, agregar edulcorante a gusto. Si les gusta, queda muy rico agregarle adicionalmente, una cucharadita de café instantáneo….quedará como con sabor a capuccino

3) En esta oportunidad yo opté por hacer el postre más bien alargado, pero lo importante es que el molde que utilicemos, permita un desmoldado fácil. Pondremos en el fondo del molde, como base, una parte de la masa de arrollado (que si bien está endulzada con azúcar, no tiene materia grasa), untada con el dulce de ciruela light o el que tengan. Esto hace un contraste interesante en boca, entre el dulce de la crema y el ácido del dulce. Sobre esto, colocaremos la mezcla de crema de queso. Nuevamente taparemos con la masa de arrollado untada con dulce. Esta última será nuestra base del postre al desmoldar. Llevar al frío no menos de 3 horas

4) En una pequeña cacerola, colocar las fresas sin sus cabitos (parte verde) cortadas en mitades, jugo de 1 limón y una pizca de pimienta molida…..si!, la misma que utilizamos para cocinar salado, jeje, resalta el sabor de las fresas muchísimo. Agregar un vaso de zumo de naranja natural sin azúcar agregado. Llevar a fuego medio, y con cuchara de madera, revolver hasta que el líquido se consuma a la mitad, y la fruta se encuentre bien tierna, con consistencia de salsa. Para mejorar la textura, se puede agregar gelatina en polvo, previamente disuelta en un poco de agua y agregar fuera del fuego, sin dejar de revolver. Al enfriar, el efecto gelificante nos dará una salsa un poco más espesa

5) Luego de pasadas al menos las 3 horas de frio, desmoldar el postre. Cortar porciones y servirlo con nuestra rica salsa de fresas

Hemos hecho un postre sabroso, que gusta a todo el mundo, y sin grasas ni azúcar…que de vez en cuando no viene nada mal  ;oD

Espero lo puedan poner en práctica!

Postre Bajas Calorías… pero riquísimo!

Arroz con leche….me quiero casar?

Uno de mis postres preferidos de cuando era niño, era el arroz con leche que hacía mi madre, siempre, obvio, coronado con una buena cucharada de innecesario dulce de leche, je, je…innecesario, pero que delicia eh!

En la escuela, nos enseñaban una canción que decía:

Arroz con leche, me quiero casar

con una señorita de San Nicolás,

que sepa cocer, que sepa bordar

que sepa abrir la puerta para ir a jugar

que tendrá que ver la señorita de San Nicolás, con el arroz con leche me pregunto luego de tantos años!!!   🙂 ….en fin, lo bueno es que fue un postre que he degustado infinidad de veces, y lo retomo luego de muchos muchos años para compartirlo con ustedes aquí

Esta receta en particular, es de Mariano, mi pareja, y la es verdad que me sorprendió gratamente (viene bien para cuando tenemos plátanos que se están poniendo muy oscuritos). Debo decir que no estaba muy a favor de la utilización de la leche condensada en lugar de azúcar, pero el resultado final ha sido genial

En mi caso me gusta un poco más líquido de consistencia, pero eso es cuestión de gustos….y sobre gustos….no hay nada escrito

Espero les guste!

Ingredientes (para 6 porciones como Dios manda)

Arroz (si es para risotto mejor, ya que tiene más almidón) 300 grs

Leche, 1 litro

Leche condensada, 1 lata (400 ml)

Banana madura, 1 grande (200 grs)

Canela, 1 cucharadita (bueno…a gusto y piacere en realidad)

Cáscara de 1 limón

Opcionales

Escencia de vainilla (yo no le puse) – Mermelada de fresas – Nueces

Paso a Paso

La receta, como les comentaba, es muy simple. Como primer paso, colocaremos en una olla al fuego, la leche, la banana, los saborizantes, y la leche condensada. Esperaremos a que esta preparación tome un poco de temperatura, y luego agregaremos el arroz.

Una vez hecho esto, pondremos el fuego a medio, y revolveremos hasta que levante hervor. Llegado este punto, bajar el fuego a mínimo, y revolver cada tanto para que la leche no se pegue en el fondo de nuestra olla.

Al igual que un arroz para una comida, el mismo estará cuando quede al dente. Si vemos que la leche se ha consumido demasiado, agregar más, a gusto. En ese caso recordar que la que agreguemos, deberá también llegar al punto de hervor

Dejar enfriar la preparación y luego llevar a heladera

Servir con alguna mermelada o dulce cítrico (para mejor contraste) y algunas nueces…o lo que quieran!!

Yo he agregado más canela a mi copa :o)

Besos para todos!

Arroz con leche….me quiero casar?

Mini Panettones de Cacao

Hola a todos!!

Antes de ponerles la receta que quiero compartir con ustedes, mi primera, los quería poner un poco en situación.

Les escribo desde Argentina, donde hoy tenemos unos 30 grados de temperatura (lo cual no soporto, a cualquiera le cambio el verano por el invierno, con el cual estoy feliz, jeje).

Corría el año 1880, y en ese momento, la inmigración en Argentina, y sobre todo en Buenos Aires, indicaba que era tan grande, que aproximadamente, la mitad de la población, constaba de italianos y españoles. Es por eso que, incluso celebrando navidad y año nuevo con temperaturas propias del verano, seguimos y continuaremos comiendo como lo hacemos en estas fechas: verduras y frutas frescas? no! Carnes frías y comidas livianas? no! (bueno….puede que algunos ya estemos haciendo el cambio, jeje) Comemos todo lo calórico (y rico) que comen en sitios de climas fríos, tan simple como que esa fue la tradición que trajeron los inmigrantes y mantuvieron…lo mismo que hacemos nosotros hoy. Así que en nuestras mesas también abundan los ibéricos, patés, turrones de todos los estilos y sabores (obvio los españoles son los más preciados), panettones, etc

Y para no ser menos, Mariano y yo, al momento de hacer un regalo a nuestras familias, hemos optado por unos mini-panettones de chocolate con crema de maní….muy poco calóricos, jeje….peor la verdad….deliciosos!! Y no nos hemos quedado ahí, ya que este año, tambien hemos hecho la caja en la que los presentaremos….pero eso deberá quedar para el futuro blog comparte manualidades ;o)

Aquí va la receta! OJalá les guste…y gracias por leernos

Ingredientes (para 6 unidades de 250grs)

150 gramos de mantequilla pomada

220 gramos de azúcar impalpable (glass sugar)

100 gramos de azúcar negro

2 huevos

260 gramos de harina

180 gramos de mantequilla de maní al chocolate

100 gramos de cacao en polvo (amargo)

10 gramos de polvo para hornear (royal)

1 cucharadita de canela en polvo

Preparación

Mezclar la mantequilla con los dos tipos de azúcar. Agregar los huevos de a poco y homogeneizar bien la preparación. Agregar a esta mezcla, la harina, el polvo royal, el cacao y la canela, previamente tamizados. Disponer la mezcla, en pequeños moldes de panettone de 250 gramos, previamente enmantecados y enharinados, para poder desmoldarlos con facilidad (o en moldes de silicona).

Es importante en este momento, llevarlos al freezer por aproximadamente 15 minutos. Al retirarlos, agregar en el centro, unas dos cucharadas de la pasta de mantequilla de maní al cacao (en caso de no conseguirla, reemplazar por un trozo de chocolate blanco, que queda genial) y al freezer otros 10 minutos. La textura quedará como la de un fondant

Pasado este tiempo, llevar a un horno de 170 grados, durante 15-20 minutos aproximadamente. Retirarlos del horno, y dejarlos reposar sobre una rejilla metálica

NOTA: es normal que al pasar este tiempo, nos dé la impresión de que aún están crudos, pero de lo contrario quedarán muy secos

Decorar con naranjas abrillantadas, glacé real o chocolate

Son riquísimos! ojalá los puedan poner en práctica, y la verdad es que se pueden usar para cualquier momento del año

Mini Panettones de Cacao