Mi Tiramisú

Hola amigos!!!

La receta que hoy os traigo es una receta muy especial y sin duda MI receta favorita. Digo MI, así con mayúsculas, porque esta receta es mía propia, y la cedo en exclusiva para Comparte Postres!!!

Realmente no tengo derecho a llamar Tiramisú a esta receta, porque poco tiene que ver con el verdadero tiramisú italiano. Lo único que tienen en común es que su base es el mascarpone.

Había intentado varias veces hacer el espumoso y delicioso postre italiano, pero no acababa de darle la textura que necesitaba, así que un día, hace unos nueve años, viendo un programa de mi amadísaimo Jamie Oliver cuando estaba prácticamente dándose a conocer, vi cómo preparó un tiramisú que tenía una pinta de muerte sin necesidad de darle la textura espumosa que yo no era capaz de conseguir.

Me puse manos a la obra y mi éxito fue total.

Al principio me inspiré en su tiramisú, pero con el tiempo he acabado elaborando mi propia receta.

Y antes de entrar en materia, un secretillo: Con él he conseguido conquistar algún que otro “estómago” interesante…. Ahí lo dejo!! jeje

CREMA DE TIRAMISÚ

La receta tiene tres fases: Bizcocho de chocolate, crema de mascarpone, y montaje final.

Para ello necesitaremos:

Bizcocho:

  • 4 claras de huevo
  • 80 -90 gr harina
  • 70gr cacao en polvo
  • 50gr mantequilla fundida
  • 70 gr azúcar

Crema de mascarpone

  • 500gr queso mascarpone
  • 4 yemas de huevo
  • 90-100gr azúcar
  • 1 chorrito de amaretto, tía maría, esto al gusto, como si no queréis ponerle nada.

Montaje: 200-250gr chocolate blanco, 1 chorrito de café y 1 tableta chocolate 70%cacao (para que dé el toque “amargo” del cacao.

 

1. Elaboración del bizcocho:

En primer lugar separamos las claras y las yemas de los huevos, y tomamos las claras. Le añadimos la harina el cacao, el azúcar y la mantequilla y mezclamos bien. La idea es que salga un bizcocho compacto, no queremos que suba, por eso no le añadimos ni levadura ni bicarbonato ni ningún otro gasificante.

Para hornearlo, podemos ponerlo en la bandeja donde montemos el tiramisú directamente, y hacer el montaje encima del bizcocho sin sacarlo, o en otra bandeja con papel de horno, y después retirarla y colocarlo en la bandeja del resultado final. No es necesario sacar el bizcocho de una pieza, si se rompe no hay problema porque va cubierto con la crema y no se verán los desperfectos.

En cualquier caso, precalentamos el horno y horneamos unos 10min a 180º. Introducimos un palillo para que salga limpio, pero sin dejar que se haga mucho para evitar que se endurezca.

 

2.-Elaboración de la crema

Mezclamos el queso mascarpone con las yemas de huevo y el azúcar, y le añadimos un chorrito de algún licor, el que nos guste, o simplemente lo dejamos así. Yo últimamente no le pongo nada, porque nos gusta más el sabor de la crema sin nada, pero es cuestión de gustos.

Queda la crema muy suelta pero después en el frigorífico cuaja para poder cortarla.

3.- Montaje

Ponemos en el fondo de la bandeja el bizcocho de chocolate. Si os gusta el toque a café, se puede regar un poco el bizcocho con café, haciéndole agujeros previamente con un tenedor para que filtre el café. La cantidad de café es al gusto de los cocineros!!

Encima del bizcocho, ponemos el chocolate blanco previamente fundido con un chorrito de leche para que quede suelto para extenderlo, pero no mucha leche porque tiene que cuajarse.

Encima del chocolate blanco extendemos la crema de mascarpone y una vez extendida, pasamos a refrigerar.

Normalmente lo suelo hacer por la mañana y por la tarde paso a darle el toque final, pero cuanto más tiempo refrigere, más manipulable estará para servirlo. Si se hace por la tarde, a la mañana siguiente esta ideal para darle el toque final.

Una vez endurecida la crema en el frigorífico, se cubre con cacao en polvo (igual que el tiramisú original), y después pico (no se raya, se pica para que queden pedacitos crujientes) el chocolate amargo y se esparce por encima del pastel.

Y así queda finalizada esta especie de tiramisú a mi propio estilo.

Os aseguro de verdad que no os vais a arrepentir si lo hacéis. Lo he llevado a muchos sitios con distinta gente y la reacción es unánime. A todo el mundo le encanta!!! Y yo espero que a vosotros también!!!

Como siempre, podéis compartir los resultados en nuestra página de Facebook

Un beso. Sara

Anuncios
Mi Tiramisú

Visita Sweet Place en A Coruña

Este es un post que llevaba tiempo queriendo hacer. Un día me anime y envie un DM via Twitter a @cupcakescoruna y aquí estoy, escribiendo un post sobre Sweet Place, un sitio nuevo que lleva solo unos meses abierto (desde junio de 2011). Para mi este post es especial porque es la primera recomendación de lugar que hago en A Coruña.

Os presento a SWEET PLACE! una tienda pequeñita con grandes sorpresas en su interior.

Os cuento una anécdota que me ha pasado varias veces, es que la gente se cree que es solo una panadería. Cuando cuento que han abierto una “pastelería” nueva, la gente me contesta que solo hay una panadería. Y es cierto. Es panadería y pastelería. Y me pregunto yo, ¿habrán pasado por la acera de enfrente? porque es imposible pasar por delante y no oler lo rico que huele y pararse, aunque solo sea para pararse a mirar lo que hay dentro y ya ni os cuento si os gustan los dulces, porque esta pastelería tiene una gran variedad y todos los días cambian los modelos de cupcakes.

Se nota que me gusta el sitio, ¿verdad? La verdad es que sí. Y ya sabéis que soy una apasionada de los cupcakes, pero lo cierto es que persona que entra persona que vuelve. La primera vez que la vi entre, me compré una cupcake de chocolate con crema de chocolate negro con Lacasitos y lo primero que hice, haciendo un gran esfuerzo, fue hacerle una foto para subirla a Twitter, sí sí, cierto es. Y la verdad es que esa foto obtuvo bastantes visitas. Es lo que tiene, que la comida entra por los ojos,¿ cierto?

Y ay! Qué rica! La crema de chocolate, y la de fresa también, me recuerda las cupcakes que me compré en mi viaje a Londres en Covent Garden. Es increíble los recuerdos que pueden traer los olores y los sabores.

Se pueden hacer encargos y son personalizables, para ver más información puedes visitar el siguiente enlace que también contiene la lista con los cupcakes que hay cada día de la semana, os dejo el link porque la información la actualizan y nunca se sabe cúando se puede estar leyendo este post.

Galletas de empresa con el logo, fiestas temáticas, San Valentín, bodas, bautizos, todo esto y mucho más en su web y también tienen blog.

Yo ya sé cuál va a ser mi siguiente cupcake en caer… la cupcake del mosntruo de las galletas!!! Pero no solo tienen cupcakes, también tienen cakes y brownies!

Y os cuento un secreto: me han dicho que van a crear nuevos sabores *ssssh*.

No os olvidéis de seguirles en Twitter, suben fotos recién salidas del horno.
Si no sois de Twitter, siempre nos quedará Facebook.

Visita Sweet Place en A Coruña

Alice’s Tea Cup

Nueva York. Ah, Nueva York. Muchos de los que participamos aquí, casi todos, nos conocimos en el Foro de Nueva York, preparando nuestro viaje a la Gran Manzana o soñando con regresar. Allí hay panaderías exquisitas y pastelerías no menos contundentes. Yo voy a hablar de una de mis preferidas.

Siempre me gustó Alicia. Me gustan sus juegos matemáticos, aunque no los entienda, su historia tan hermosa (ese hombre que le escribe cuentos a esa niña y que crea un personaje maravilloso llamado como ella). Alice’s Tea Cup, ahora, también ha editado un libro. Se titula “Alice’s Tea Cup: Delectable Recipes for Scones, Cakes, Sandwiches, and More from New York’s Most Whimsical Tea Spot“.

Alice’s Tea Cup tiene tres sucursales en la City. Tres capítulos. Yo visité dos de ellos. En uno, las camareras le ponían alitas a los niños y les llenaban la cabeza con purpurina. Luego los dejaban jugar. Sí: es un sitio al que se puede ir con niños pequeños y, sorprendentemente, no molestan. Quizá porque tienen espacio para jugar, quizá porque son considerados buenos clientes, como sus padres. Quizá porque están tan pendientes del mundo de Alicia, pintado en las paredes, como los adultos, que no les hace falta nada más. Oh, pero sí que hay más. Mucho más: una carta extensísima de tés y una carta no menos extensa de tartas y cupcakes. No es un sitio especialmente barato, que conste. Pero los camareros son amabilísimos (a mí uno de ellos me regaló un pastel de calabaza caliente, relleno de fresa, con chantilly, delicioso) y el lugar es todo lo tranquilo que uno quiera para tomar un té, observar a las parejas hablar, a los grupos de amigos eligiendo un pastelito de los cupcakes stands, escribir y disfrutar.

Carrot cupcake

Esa foto muestra, además de la libreta en la que yo escribía cuando caminaba casi sin rumbo por la ciudad, un carrot cupcake y un té de no cumpleaños que elegí por el nombre. Cómo no. Exquisito. Hay, además, menús de desayuno, para comer y para cenar, con platos vegetarianos, scones, gofres, ensaladas, hummus y sándwiches. Fue uno de los lugares que más me gustó de Nueva York.

La tarta que me comí en otro de los Alice’s Tea Cup de la ciudad era peor que los cupcakes, todo hay que decirlo: al menos, para mi gusto, estaba un pelín demasiado seca. No probé ninguna otra de las exquisiteces de la carta, tan profusamente decorada y bonita como el resto del local: cada uno de ellos es único. Aunque es una franquicia, no todos están decorados igual. Si queréis leer más comentarios, aquí están los de Trip Advisor y los de Google Maps.

Alice’s Tea Cup.

Chapter I
102 West 73rd Street
Abierto desde las 8:00 hasta las 20:00

Chapter II
156 East 64th Street
Abierto desde las 8:00 hasta las 20:00

Chapter III
220 East 81st Street
Abierto desde las 8:00 hasta las 20:00

Las tres primeras imágenes están tomadas de la red. Las dos últimas son mías, en distintos Alice’s Tea Cup.
Alice’s Tea Cup