Muffins de chocolate con pepitas de chocolate

Hola amigos!!!

Últimamente os tengo totalmente abandonados, pero es que he estado liada y he tenido que ceder mi turno!!!

Pero ya estoy de vuelta y lista para traeros lo mejor que sale de mi cocina!!!

De momento, hoy os traigo algo facilísimo y pecaminoso….MUFFINS DE CHOCOLATE con TROCITOS DE CHOCOLATE!!!

De muffins de chocolate, podéis encontrar en la blogosfera gastronómica miles de recetas para chuparse los dedos, pero a mi me gustó especialmente la receta de Nuria, de “Las Recetitas de Mirasens”.El blog de Nuria es precioso, tiene unas recetas maravillosas, y unas fotos… espectaculares!!!. No descubro nada nuevo cuando digo que en la sencillez esta el éxito, y en el caso de “Las Recetitas de Mirasens” esto es una verdad como un templo!! Os animo a todos a que os paséis por el blog,veréis como salís con varias recetas en vuestra libretita de cocina!!!

Sin perder más tiempo, me pongo con la receta!!

MUFFINS DE CHOCOLATE CON TROCITOS DE CHOCOLATE

(Receta de Nuria de “Las recetitas de Mirasens” con alguna pequeña modificación) (Ingredientes para 12 muffins)

  • 230 gr harina todo uso
  • 50 gr cacao en polvo (yo usé valor)
  • 50 gr chocolate negro fundido
  • 200 gr azúcar
  • 16gr levadura en polvo
  • 2 yogures griegos naturales
  • 80 gr aceite de girasol (yo usé de oliva porque no tenía de girasol, pero para la próxima vez lo tendré)
  • 2 huevos
  • 4 cucharadas de leche entera
  • 100 gr pepitas de chocolate
  • 1 pizca de sal

Para comenzar a preparar éstas muffins, tamizamos la harina, cacao, levadura y sal y reservamos la mezcla.

Por otro lado, en nuestro bol de la batidora, ponemos el aceite, los huevos, el azúcar, el chocolate derretido y templado, los yogures y la leche, y batimos bien hasta tener una mezcla homogénea. Podemos añadir las pepitas de chocolate en este punto o dejarlas para el final.

Finalmente, añadimos la mezcla de harina poco a poco, batiendo justo lo necesario para incorporar. Nunca batir demasiado.

Llenamos las cápsulas de muffins bastante, casi hasta arriba, e introducimos en el horno precalentado a 180º.

Llenar bastante las cápsulas nos ayudará a que suban y sean bien hermosonas las muffins.

Horneamos durante unos 20-25 minutos, o hasta que al introducir un palillo esten bien hechas.

Como veis, es una receta muy fácil, y os aseguro que no os vais a arrepentir. Estan deliciosas, súper chocolatosas y muy jugosas. Vais a relameros desde el primer hasta el último bocado!!!

Y con esto, me despido hasta la próxima receta, que espero sea muy pronto!!

Como siempre, espero que os paséis por nuestra página de Facebook y nos dejéis vuestras recetas!!!

Un beso. Sara

Muffins de chocolate con pepitas de chocolate

La diferencia entre: cupcakes y muffins y… magdalenas?

A día de hoy gracias a internet y a que aprendemos nuevos idiomas, la circulación de las recetas viaja a la velocidad de la luz. Nos encontramos con palabras que tienen traducción pero otras que no la tienen, y el uso del lenguaje y la diferente forma de pensar de unos y de otros hace que se le de un significado diferente a los términos.

Desde hace tiempo me he interesado por las cupcakes. Me preguntaban qué era y yo contestaba una cosa muy bonita que leí una vez: “las cupcakes son magdalenas con gorrito”. Aquí en España de toda la vida comemos magdalenas, y lo que salga de ahí nos es completamente nuevo, y es cierto, es así. O comemos “magdalenas” o “sobaos”, si no se salen de la blonda, y si tienen chocolate son “pastelitos” o “bizcochitos” pero al salir de ahí nos perdemos. Las diferencias se ven más fácil si nos paramos a observar los ingredientes.

Aunque la diferencia fundamental está en el “aspecto” resulta que podemos encontrar muffins o magdalenas con “sombreritos” según quien los elabore, pero no son cupcakes.

Las diferencias:

  • Las magdalenas, tan extendidas en España, proceden de Lorena , en Francia, y todas tienen forma redonda, blondas de papel y levadura, que hace que se eleven por encima de la blonda, y aceite para su elaboración. La superficie se adorna con azúcar. La receta tradicional de las magdalenas lleva: huevos, azúcar, mantequilla, harina, aceite de oliva, levadura y ralladura de limón. De hecho podemos utilizar recetas de bizcochos para hacer “magdalenas de pega”.

  • Las cupcakes, es el boom que llega de EEUU gracias a las series de televisión. Externamente son magdalenas sin elevación, adornadas, pero es mucho más. No solo las hay de limón, las hay de muchísimos sabores. Lo que enamora de las cupcakes es su elaboración, desde cremas y glaseados hasta figuritas en miniatura. Todo un mundo por descubrir. Una diferencia con las magdalenas es que las cupcakes llevan mantequilla en vez de aceite de oliva, pero esto no es del todo cierto, ya que la mantequilla se puede sustituir por aceite de girasol. No son tan esponjosas como las magdalenas porque no se baten tanto y no llevan levadura. En las tiendas podemos encontrar multitud de blondas divertidas para hacer más apetitosa nuestra cupcake y miles de toppings para decorarla. Las cupcakes son verdaderas obras de arte en algunos casos y podemos encontrar de todo tipo, desde unas románticas para una boda hasta unas con la cara de personajes de dibujos para los cumpleaños de los más pequeños.

  • Los muffins se confunden bastante con las cupcakes. Los muffins son más grandes. Pueden ser dulces o salados, en cambio las magdalenas y las cupcakes son siempre dulces. Son muy comunes los muffins de frutas, aunque también, los hay de verduras. Contienen menos cantidad de grasas y son siempre planos y sin adornos, aunque como ya he dicho cada uno elabora sus propias recetas. Es bastante costoso diferenciar los muffins de las cupcakes por su receta ya que son similares, habrá que esperar a su resultado final.

Para empezar, podemos fijarnos una idea de cómo son estos tres pastelitos externamente. Espero haberos ayudado.

La diferencia entre: cupcakes y muffins y… magdalenas?

Magdalenas de chocolate blanco y almendras

Confieso que el chocolate blanco no me gusta y que la primera vez que hice magdalenas pensé que estaban mal hechas porque salieron de lo más esponjosísimas (sí: yo crecí con esas magdalenas industriales mazacotes). Esta receta sirve para un magnífico desayuno… o una no menos magnífica merienda.

Procede de una receta de Muffins de chocolate blanco y nueces de Macadamia que, sin embargo, yo he adaptado porque la primera vez que la hice la masa me quedó pastosísima. No sé de quién es: pensé que la había cogido de Trotamundos, o de Uno de Dos, pero ahora creo que es de Auro

La cantidad de magdalenas que se obtienen y el tiempo de horneado, digo yo que dependen de los moldes de magdalenas. Yo compré uno de muffins maravilloso de Dr Oetker, que muestro aquí:

La receta:

Ingredientes: 

300 grs. harina
80 grs. azúcar
80 grs. mantequilla (derretida)
200 grs. chocolate blanco. Usé uno fantástico, marca Valrhona, que me ha reconciliado con el chocolate blanco. Qué cosa más rica.
150 grs. almendras picadas ecológicas (la receta original es con nueces de Macadamia, pero no había en el supermercado al que fui y encontré estas almendras que ya estaban picadas). Son de Bioterra y extremeñas. Haciendo patria.
250 ml. leche entera
1 huevo
2 cucharitas y ½ de postre de polvo de hornear (los que no somos cocinillas lo conocemos como “levadura Royal”, pero en realidad, la levadura Royal no es levadura. En otras recetas también lo encontraréis como “impulsor”. Ay, cuánto tiempo pasó sin que yo supiera qué era aquello de “impulsor”)
1 pizca de sal
2 cucharaditas (de las de café: no tengo cucharaditas americanas -aún- para medir) de extracto de vainilla, comprado en Taste of America… una tienda que es una especie de paraíso anti-culpabilidad…

Preparación:
Precalentar el horno a 180ª, preparar las bandejas de muffins. Yo las engrasé con mantequilla derretida en el microondas y un pincel de silicona, bien engrasaditas. No les puse papel a estas.

Picar el chocolate blanco. A temperatura ambiente, con un buen cuchillo y una tabla de madera, se hace muy bien.

Tamizar la harina, la levadura y la sal. Yo uso un colador de estos grandes de rejilla, como los de colar la leche, pero tamaño grande. Reservar.

Con una batidora de varillas, mezclar el azúcar y la mantequilla. Luego, añadir el huevo y batir bien.

Añadir la harina poco a poco integrando. Yo fui añadiendo un poco de harina y un poco de leche, un poco de harina y un poco de leche. Y así hasta que está la masa.

Luego se echa el chocolate blanco cortadito y la almendra picada. Se integra con una cuchara.

Llenamos los moldes. No hay que llenarlos enteros, sino a tres cuartas partes de su capacidad. Se hornea durante 30 o 35 minutos. Esto depende de los hornos, por lo visto, porque cada horno, dicen los entendidos, es un mundo. En el mío fueron 30 minutos. Pero vais a saber si están porque se pinchan con una aguja y, si sale limpia, es que están listos. Luego se saca el molde del horno. Se espera un poco, unos tres o cuatro minutos. Se vuelcan las magdalenas en una rejilla y se dejan enfriar.

Yo, para conservarlas bien, uso unas latas de galletas de La Cure Gourmande que tienen carbón activado y absorben toda la humedad.

Ea, que disfrutéis.

Magdalenas de chocolate blanco y almendras