Muffin de Nesquik de fresa

Hace mucho tiempo que quería hacer esta receta, pero me faltaba el ingrediente principal: Nesquik de fresa. Pero por fin lo he encontrado! Y con lo que me ha costado, ahora lo veo por todas partes…. Así que si os apetece hacer esta receta no creo que os cueste mucho encontrarlo, yo lo compré en Carrefour, aunque últimamente lo he visto en otros supermercados.
La receta la he sacado de la web Objetivo: Cupcake Perfecto y es muy muy sencilla de hacer.
Ingredientes (para 12 muffins):

– 115 g de mantequilla a temperatura ambiente

– 220g de azúcar

– 2 huevos

– 220g de harina

– 1 cucharadita y media de levadura

– 120 ml de leche semi desnatada

– 4 cucharadas de nesquik de fresa

Empezamos precalentando el horno a 180º.

Tamizamos la harina con la levadura y reservamos.

A continuación batimos la mantequilla con el azúcar hasta que se quede una mezcla uniforme.

Ahora añadimos los huevos uno a uno. Hasta que el primero no se haya integrado en la mezcla no añadiremos el segundo.

Mezclamos la leche con el Nesquik que quedará de un rosa bastante fuerte.

Añadimos la mitad de la mezcla de la harina a la masa de mantequilla, azúcar y huevo batimos a velocidad baja y cuando quede una mezcla uniforme añadimos la leche, de igual manera después volvemos a añadir lo que nos ha quedado de harina.

Preparamos una bandeja para hornear muffins o cupcakes con los papelitos para estos y los rellenamos hasta 2/3 partes.

Horneamos entre 20-25 minutos, o hasta que al insertar un palillo este salga limpio.

Dejamos enfriar dentro del molde durante 10 minutos y los colocamos en una rejilla donde los dejaremos enfriar del todo.

Y ya están listos! En la receta original, Alma los hace en forma de cupcake y luego le añade un buttercream también de Nesquik de fresa. Yo no se lo hice porque bastantes excesos hemos tenido ya este verano…

 

Anuncios
Muffin de Nesquik de fresa

Muffins de chocolate con pepitas de chocolate

Hola amigos!!!

Últimamente os tengo totalmente abandonados, pero es que he estado liada y he tenido que ceder mi turno!!!

Pero ya estoy de vuelta y lista para traeros lo mejor que sale de mi cocina!!!

De momento, hoy os traigo algo facilísimo y pecaminoso….MUFFINS DE CHOCOLATE con TROCITOS DE CHOCOLATE!!!

De muffins de chocolate, podéis encontrar en la blogosfera gastronómica miles de recetas para chuparse los dedos, pero a mi me gustó especialmente la receta de Nuria, de “Las Recetitas de Mirasens”.El blog de Nuria es precioso, tiene unas recetas maravillosas, y unas fotos… espectaculares!!!. No descubro nada nuevo cuando digo que en la sencillez esta el éxito, y en el caso de “Las Recetitas de Mirasens” esto es una verdad como un templo!! Os animo a todos a que os paséis por el blog,veréis como salís con varias recetas en vuestra libretita de cocina!!!

Sin perder más tiempo, me pongo con la receta!!

MUFFINS DE CHOCOLATE CON TROCITOS DE CHOCOLATE

(Receta de Nuria de “Las recetitas de Mirasens” con alguna pequeña modificación) (Ingredientes para 12 muffins)

  • 230 gr harina todo uso
  • 50 gr cacao en polvo (yo usé valor)
  • 50 gr chocolate negro fundido
  • 200 gr azúcar
  • 16gr levadura en polvo
  • 2 yogures griegos naturales
  • 80 gr aceite de girasol (yo usé de oliva porque no tenía de girasol, pero para la próxima vez lo tendré)
  • 2 huevos
  • 4 cucharadas de leche entera
  • 100 gr pepitas de chocolate
  • 1 pizca de sal

Para comenzar a preparar éstas muffins, tamizamos la harina, cacao, levadura y sal y reservamos la mezcla.

Por otro lado, en nuestro bol de la batidora, ponemos el aceite, los huevos, el azúcar, el chocolate derretido y templado, los yogures y la leche, y batimos bien hasta tener una mezcla homogénea. Podemos añadir las pepitas de chocolate en este punto o dejarlas para el final.

Finalmente, añadimos la mezcla de harina poco a poco, batiendo justo lo necesario para incorporar. Nunca batir demasiado.

Llenamos las cápsulas de muffins bastante, casi hasta arriba, e introducimos en el horno precalentado a 180º.

Llenar bastante las cápsulas nos ayudará a que suban y sean bien hermosonas las muffins.

Horneamos durante unos 20-25 minutos, o hasta que al introducir un palillo esten bien hechas.

Como veis, es una receta muy fácil, y os aseguro que no os vais a arrepentir. Estan deliciosas, súper chocolatosas y muy jugosas. Vais a relameros desde el primer hasta el último bocado!!!

Y con esto, me despido hasta la próxima receta, que espero sea muy pronto!!

Como siempre, espero que os paséis por nuestra página de Facebook y nos dejéis vuestras recetas!!!

Un beso. Sara

Muffins de chocolate con pepitas de chocolate

Corn muffins – Muffins de maíz

Receta extraída de The Complete Magnolia Bakery Cookbook.

The Magnolia Bakery es una pastelería de Nueva York que, si bien era famosa antes de su aparición en Sex and the City, con esa imagen de Carrie y Miranda comiendo cupcakes en un banquito, desató la fiebre. Se ha hecho famosa por sus cupcakes y ha editado un sinfín de libros de cocina: The Complete Magnolia Bakery Cookbook recoge las recetas de Magnolia Bakery Cookbook y More from Magnolia. La fundaron Allysa Torey y Jennifer Appel, pero ahora pertenece a otros dueños. Cuando esto ocurrió, Allysa Torey escribió At Home with Magnolia. Jennifer Appel, por su parte, fundó Buttercup Bake Shop, también con dos libros: The Buttercup Bake Shop Cookbook y Buttercup Bakes at Home.

Esta receta de corn muffins, muffins de harina de maíz, es perfecta para desayunar. No sirve como postre y me atrevería a decir que tampoco sirve como merienda: solo para desayunos. La masa es húmeda, suave y están muy ricos. Eso sí: te tiene que gustar la harina de maíz, cosa que no le ocurre a todo el mundo.

Ingredientes para nueve muffins, medidos con el molde de Dr Oetker:

1 y 1/4 tazas de harina de maíz (amarilla, no Maizena)
1 y 1/4 tazas de harina todo uso
1/3 taza de azúcar
1 cucharada de levadura Royal
1 cucharadita de sal
2 huevos L, ligeramente batidos
1 y 1/2 tazas de leche
3/4 taza de mantequilla sin sal, derretida, pero no caliente, enfriada un poco

Preparación:
Precalentar el horno a 180 grados.

Engrasar moldes de muffins.

En un bol grande, mezclar los ingredientes secos, haciendo un volcán en el centro.

En él, poner los ingredientes líquidos y mezclar con una cuchara de madera hasta que estén combinados. Pero solo lo justo hasta que estén combinados. Si se mezcla un poco más, el muffin saldrá duro.

Rellenar los moldes de muffins y hornear 18-20 minutos, hasta que al insertar un palo, salga con algunas miguitas pegadas, no del todo limpio, pero tampoco con la masa entera…

Todas las fotos son mías. Algún día aprenderé a hacer fotos culinarias. Creo.

Corn muffins – Muffins de maíz

La diferencia entre: cupcakes y muffins y… magdalenas?

A día de hoy gracias a internet y a que aprendemos nuevos idiomas, la circulación de las recetas viaja a la velocidad de la luz. Nos encontramos con palabras que tienen traducción pero otras que no la tienen, y el uso del lenguaje y la diferente forma de pensar de unos y de otros hace que se le de un significado diferente a los términos.

Desde hace tiempo me he interesado por las cupcakes. Me preguntaban qué era y yo contestaba una cosa muy bonita que leí una vez: “las cupcakes son magdalenas con gorrito”. Aquí en España de toda la vida comemos magdalenas, y lo que salga de ahí nos es completamente nuevo, y es cierto, es así. O comemos “magdalenas” o “sobaos”, si no se salen de la blonda, y si tienen chocolate son “pastelitos” o “bizcochitos” pero al salir de ahí nos perdemos. Las diferencias se ven más fácil si nos paramos a observar los ingredientes.

Aunque la diferencia fundamental está en el “aspecto” resulta que podemos encontrar muffins o magdalenas con “sombreritos” según quien los elabore, pero no son cupcakes.

Las diferencias:

  • Las magdalenas, tan extendidas en España, proceden de Lorena , en Francia, y todas tienen forma redonda, blondas de papel y levadura, que hace que se eleven por encima de la blonda, y aceite para su elaboración. La superficie se adorna con azúcar. La receta tradicional de las magdalenas lleva: huevos, azúcar, mantequilla, harina, aceite de oliva, levadura y ralladura de limón. De hecho podemos utilizar recetas de bizcochos para hacer “magdalenas de pega”.

  • Las cupcakes, es el boom que llega de EEUU gracias a las series de televisión. Externamente son magdalenas sin elevación, adornadas, pero es mucho más. No solo las hay de limón, las hay de muchísimos sabores. Lo que enamora de las cupcakes es su elaboración, desde cremas y glaseados hasta figuritas en miniatura. Todo un mundo por descubrir. Una diferencia con las magdalenas es que las cupcakes llevan mantequilla en vez de aceite de oliva, pero esto no es del todo cierto, ya que la mantequilla se puede sustituir por aceite de girasol. No son tan esponjosas como las magdalenas porque no se baten tanto y no llevan levadura. En las tiendas podemos encontrar multitud de blondas divertidas para hacer más apetitosa nuestra cupcake y miles de toppings para decorarla. Las cupcakes son verdaderas obras de arte en algunos casos y podemos encontrar de todo tipo, desde unas románticas para una boda hasta unas con la cara de personajes de dibujos para los cumpleaños de los más pequeños.

  • Los muffins se confunden bastante con las cupcakes. Los muffins son más grandes. Pueden ser dulces o salados, en cambio las magdalenas y las cupcakes son siempre dulces. Son muy comunes los muffins de frutas, aunque también, los hay de verduras. Contienen menos cantidad de grasas y son siempre planos y sin adornos, aunque como ya he dicho cada uno elabora sus propias recetas. Es bastante costoso diferenciar los muffins de las cupcakes por su receta ya que son similares, habrá que esperar a su resultado final.

Para empezar, podemos fijarnos una idea de cómo son estos tres pastelitos externamente. Espero haberos ayudado.

La diferencia entre: cupcakes y muffins y… magdalenas?

Muffins de limón


Esta receta la he preparado a prisa y corriendo porque venían mis tíos de fuera y me avisaron una hora antes. En total he tardado una hora y un cuarto en hacerla, por lo que se puede decir que se hace bastante rápido, ¿no creéis?
El resultado en las fotos no se ve tan espectacular. Pero los muffins han volado todos y casi no me ha dado tiempo a hacer las fotos, por lo que no tengo tantas como me gustaría.

Ingredientes para unos 12 muffins, dependiendo de los moldes:
– 2 limones
– “unos” 10 ml de leche
– 225 gr de harina
– Un sobre de levadura
– Una pizca de sal
– 150 gr de azúcar
– 2 huevos
– 85 gr de mantequilla

Comenzamos!
Lo primero de todo: sacamos la mantequilla de la nevera, si no vais a tener que esperar a que se derrita.
Precalentamos el horno a 200 grados.
Rascamos los dos limones y despúes exprimimos su jugo.
A este jugo de los limones (yo lo pongo sin pulpa) se le añade la leche hasta llegar a 250 ml. Yo he cogido dos limones bastante grandes. Y después le añadimos la ralladura.
Mezclamos: la harina, la levadura y la sal en un bol grande.
En otro bol batimos los dos huevos, pero sin hacer espuma, y le agregamos la mezcla del zumo de limón, el azúcar y la mantequilla.
La mezcla liquida la vertemos en el bol de la mezcla sólida y lo mezclamos bien, yo no me he atrevido a batirlo muy rápido y he utilizado una cuchara.
Con una cuchara vertemos la mezcla en los moldes. Yo he escogido unos de silicona con forma de corazón. Siempre limpio lo que se sale del molde con una servilleta, pero esta vez he querido dejarlo para saber qué podía pasar si lo hacíamos con prisa. Y no ha pasado nada, lo que se ha quedado por fuera se ha churruscado un poco, pero ojo al desmoldarlo que se puede caer en el plato. Los moldes de silicona los he untado con mantequilla, y se han desmoldado perfectos.

Calentamos en el horno precalentado durante 20 minutos. No sé si debería de haberlos dejado un poco más, hasta que se dorasen un poco más, lo cierto es que estaban super esponjosos y muy ricos.
Aunque se ve que tienen curvatura en la superficie, que en el caso de mis moldes va a ser la base, lo cierto es que no he tenido que recortar la base, ya que se han adaptado muy bien al plato.
Dejamos enfriar mínimo 5 minutos, yo los dejo enfriar dentro del molde.

Y aunque yo los he decorado con sirope de fresa porque los moldes tienen una forma de corazón, lo cierto es que están mil veces más ricos sin nada. Además debéis tener en cuenta que el sirope lo absorbe, por lo que es mejor poner el sirope en el momento en el que se va a comer, porque queda más bonito y porque está más rico, sino el resultado es un muffin con sabor a sirope de fresa.


Bon apetite!

Muffins de limón

Muffins de Naranja

Se acercan estas Navidades en las que la familia se reúne y se reencuentran amistades. Sacamos los turrones y ese cafecillo. Y ¿qué mejor manera para acompañar ese café que un muffin? Te llama un amigo o un familiar que esta tarde va a verte y rápidamente tienes una merienda perfecta. Esta es una receta sencilla, rápida de hacer, con ingredientes que siempre tenemos en casa y con resultado de grandes cantidades para estas fechas.

Para 24 muffins grandes, con blondas de magdalenas o 48 mini muffins.

Ingredientes:

– 2 naranjas

– “unos” 100 ml de leche

– 280 g de harina

– 1 cucharada de levadura

– una pizca de sal

– 115 g de azúcar en polvo.

– 2 huevos

– 85 g de mantequilla, derretida y fría.

Elaboración:

Ralla la monda de la naranja y exprime el zumo.

Al zumo se le añade la leche hasta llegar a 250 ml y después se le añade la ralladura de la naranja.

Tamiza juntos la harina, la levadura y la sal en un bol grande.

Añade el azúcar.

Coloca los huevos en un recipiente y bátelos ligeramente y añádeles la mezcla de naranja y leche y la mantequilla.

Ahora tenemos dos mezclas: haz un pozo en el centro de los ingredientes secos y vierte los ingredientes líquidos. Se revuelven suavemente mezclándolos sin moverlos demasiado.

Si tienes bandeja para muffins la rellenas con las blondas. Yo como no tengo lo que he hecho ha sido coger las blondas de cupcakes de plástico y meterles la blonda de papel dentro, el resultado ha sido similar, ya que la blonda no se ha abierto tanto. Con una cuchara vierte en cada una de las blondas un poco de la masa.

Ya esta listo para ir al horno precalentado a 200 grados: cuécelos durante 15 minutos, o hasta que esté bien crecido, dorado y firme al tacto.

Dejar enfriar en los moldes mínimo 5 minutos. Se pueden comer calientes o enfriarlos completamente.

Decoración:

Chocolate blanco derretido o un sirope. Yo he escogido sirope de fresa porque me he decantado por un contraste de frutas. Si te decantas por el sirope lo puedes poner tú o dejar en la mesa una colección de siropes dando juego a tus invitados para que cada uno se prepare su muffin perfecto.

Muffins de Naranja

Cupcakes de frambuesa con frosting de fresa

Hoy es el Día Mundial de la Lucha contra el SIDA.

Desde Comparte postres queremos sumarnos a esta lucha de la manera más dulce. Además, os animamos a hacer esta receta y regalar cupcakes, con su lazo rojo, para extender esta lucha entre vuestros amigos y familiares. Aunque se han hecho muchos avances en los últimos años, aún  queda mucho trabajo que realizar hasta conseguir erradicar de forma definitiva esta lacra.

Como os decíamos, desde este blog nos sumamos a la campaña contra el SIDA de la forma más dulce, la que mejor se nos da. Y pensando en el color rojo, el color que identifica a la lucha contra esta enfermedad, se nos vino a la cabeza esta receta. Sencilla y absolutamente deliciosa. Ahora que entramos en diciembre, con el invierno a la vuelta de la esquina, creo que es la excusa perfecta para encender el horno y darnos una tregua ante el frío que acecha fuera.

Cupcakes de frambuesa (receta extraída del libro Cupcakes from the Primrose Bakery)

Ingredientes (para 12 cupcakes):

– 110 gr. de mantequilla a temperatura ambiente.

– 180 gr. de azúcar.

– 2 huevos tamaño L.

– 125 gr. harina bizcochona (self-raising, con levadura incorporada). Yo uso de la marca Harimsa.

– 120 gr. harina normal, de todo uso.

– 125 ml. de leche semidesnatada, a temperatura ambiente.

– 1 cucharadita (tsp) de extracto de vainilla de buena calidad.

– 3 cucharadas soperas de mermelada de frambuesas (para la masa), más 12 cucharaditas de café de mermelada de frambuesas para el relleno.

– Una lengua de gominola (para los lazos)

Preparación:

– Precalentamos el horno a 180º.

– Preparamos una bandeja para cupcakes con sus cápsulas de papel. Reservamos.

– Tamizamos las dos harinas en el mismo bol. Reservamos.

– Mezclamos la leche con la vainilla. Reservamos.

– Batimos la mantequilla con el azúcar hasta conseguir una crema suave y esponjosa (unos 5 minutos con batidora de mano). Incorporamos los huevos ligeramente batidos uno a uno. Es decir, incorporamos un huevo, y batimos un minuto hasta que está completamente integrado. Incorporamos el siguiente, y el mismo procedimiento.

– Una vez incorporados los huevos, añadimos las harinas en tres veces, y la mezcla de leche en dos veces, alternándolas. Es decir, añadimos un tercio de las harinas > batimos ligeramente, sólo para integrar, NUNCA hay que batir demasiado > la mitad de la leche con vainilla > batimos levemente > otro tercio de las harinas > batimos levemente > lo que queda de leche con vainilla > batimos unos segundos > el tercio que nos queda de harinas > acabamos de integrar.

– Una vez todo mezclado, añadimos las tres cucharadas de mermelada, y removemos de forma delicada con una cuchara. El objetivo no es mezclarla con la masa, sino que queden restos, como un efecto marmolado dentro del preparado.

– Servimos la mezcla en las cápsulas, hasta alcanzar dos tercios de su capacidad,  y horneamos durante unos 25 minutos. Cada horno es diferente, por lo que yo aconsejo controlar la preparación desde los 22 minutos de horneado. Si al insertar un palillo éste sale limpio, ya se pueden retirar. Dejamos enfriar 10 minutos en el mismo molde, y las trasladamos seguidamente a una rejilla para que acaben de atemperarse.

– Una vez frías, realizamos un agujero con una puntilla bien afilada en la corona de cada cupcake. Rellenamos el hueco con mermelada de frambuesas.

Ya están preparadas para naparlas con el frosting.

Buttercream de fresa (receta de Megasilvita)

A la hora de preparar el frosting adecuado, nos debemos plantear el grado de sabor que queremos aportar al cupcake. En este caso, dado que el sabor de la esponja es muy potente, con los restos de mermelada en la masa más la que incorpora en el centro, el sabor que quería para mi buttercream era suave, para complementar más que para tapar. Por este motivo no he usado mermelada de fresas (o fresas naturales en temporada), sino que me he decantado por aportarle sabores artificiales más suaves. En este caso:

– 175 gr. de mantequilla a temperatura ambiente.

– 175 gr. de azúcar glas, tamizado.

– 1’5 cucharadas de sirope de fresa (o a vuestro gusto)

– 1’5 cucharadas de Nesquick de fresa (o a vuestro gusto)

– Colorante alimentario rojo o rosa (opcional)

Se bate la mantequilla y el azúcar hasta que obtengamos una mezcla suave y cremosa.

Se añade el sirope y el Nesquick y batimos hasta que se integren. Al final, se añade el colorante y se bate un minuto hasta que el color sea homogéneo. Se cubren los cupcakes con el buttercream, con espátula o manga pastelera, se decoran al gusto…

… y ya están listos para comer!!!

¡Buen provecho!

Ya sabéis que si probáis las recetas y quereis compartir las fotografías con el resto de visitantes de Comparte postres, sólo tenéis que pasaros por nuestra página en Facebook. Allí, además, podréis solucionar vuestras dudas, dejar vuestras opiniones y proponer ideas. ¡Os esperamos!

Cupcakes de frambuesa con frosting de fresa