Tarta Normanda de Manzanas

Hola a todos!

Espero estén muy bien, y con ganas de cocinar. Sí, sé que para ustedes es verano y hace calor para prender el horno, pero esta receta la verdad que merece la pena, así que a abrir bien las ventanas, poner en funcionamiento los ventiladores o aires acondicionados y a disfrutar de la receta, jaja  :o)

Otro beneficio de esta rica tarta, es que tiene ingredientes que siempre tenemos en casa, así que si de sorpresa nos avisan que vienen a tomar el té, en un par de horas la tendremos lista, y nuestros invitados quedarán más que satisfechos

Manos a la obra!

Ingredientes:

Masa:

Harina 250 grs

Azúcar 50grs

Mantequilla fría en cubos 125grs

Yema 1

Agua helada, cantidad necesaria

 

Relleno

Manzanas  5 (preferentemente la variedad Rome Beauty)

Nueces Molidas 50grs

Mantequilla derretida 125grs

Azúcar 125grs

Huevos 2

Paso a Paso

Colocar en un procesador, la mantequilla, el azúcar y la harina, procesar hasta lograr un arenado. No exagerar porque la mantequilla se puede calentar y perdemos el efecto esperado en este tipo de masas. Disolver aparte, la yema con 3 cucharadas de agua fría e ir integrando esta mezcla, al arenado mientras seguimos procesando. Esto debería ya formar nuestro bollo de masa, de no ser así agregar, de a cucharadas, agua helada. Una vez formado, llevar al frío por 30 minutos

Pasado este tiempo, estirar con palote, y forrar una tartera de 24cm de diámetro, y llevar a la heladera nuevamente (es muy importante en este tipo de masas de manteca, el paso por frío, ya que de lo contrario, la masa en el horno podría achicarse bastante o deformarse)

Cocinar en horno a 180grados, por 10 minutos (cocción a blanco). Dejar enfriar a temperatura ambiente y reservar

Para el relleno, deberemos pelar las manzanas y cortarlas en octavos. Las dispondremos en una placa para horno enmantecada. Luego espolvorearemos las manzanas ya en la placa, con azúcar glass. Cocinarlas por espacio de 15 minutos, o hasta que los bordes se tornen dorados. Dato importante y no menor: que las manzanas sean lo más parejas posibles, de lo contrario, unas estarán cocidas y otras crudas!  ;o)

Armado de la tarta: Cubrir el fondo de nuestra masa de tarta con las nueces picadas, y colocar sobre ellas, las manzanas peladas y cortadas

Luego recubrirlas con la preparación de ligue, es decir los huevos, mantequilla derretida y azúcar. Aquí se le puede agregar algún licor rico, como he hecho yo, como para perfumar un poco más.

Cocinar durante 25-30 minutos en horno moderado

Les recomiendo comerla tibia con un poco de nata montada sin azúcar

Hasta la próxima receta!

Marcos

 

 

Anuncios
Tarta Normanda de Manzanas

Cuajada de galletas María

No sé si en vuestra ciudad o pueblo ocurre lo mismo, pero en Barcelona parece que el verano ya ha llegado para quedarse. Las playas y las terrazas ya están abarrotadas, la manga corta ha desplazado definitivamente a la ropa de invierno y, en mi cocina, los platos veraniegos van tomando protagonismo. Las lentejas, estofados y sopas van dejando paso a ensaladas, sopas frías, gazpacho y (nuestro favorito) salmorejo. Y yo, encantado. No os voy a engañar: ¡el verano es mi estación del año favorita!

En repostería, ocurre más o menos lo mismo. Cuando el termómetro de la calle empieza a rondar los 30º, voy aparcando las preparaciones de horno (no del todo, claro. En casa nunca falta un buen bizcocho para desayunar) y las voy sustituyendo por otros dulces que cuajan a temperatura ambiente o en la nevera. La preparación que os traigo hoy es una de ellas. Y, además, es de ese tipo de recetas que me gustan a mí: rapidísima y facilísima de preparar, económica, refrescante y gusta a todos, sobre todo a los niños. Tiene un sabor delicioso a galleta. ¿Habéis probado el postre de galleta que comercializa La Lechera? ¡Pues sabe igual! Bueno, en casa dicen que mejor… ¡Y mucho más barato!

¿Empezamos?

Cuajada de galletas María

Ingredientes (para 8 vasitos de yogur)

– 16 galletas María.

– 1 litro de leche entera (o semidesnatada. O 1/2 litro de leche + 1/2 litro de nata. A vuestro gusto. No afectará al sabor, pero sí a la cremosidad.)

– 100 gr. de azúcar.

– 1 sobre de Cuajada

– 3 cucharadas soperas de caramelo líquido

Preparación:

– Trituramos las galletas hasta convertirlas en polvo.

– Echamos el polvo de galleta y el resto de ingredientes en un cazo mediano, y trituramos con la túrmix.

– Ponemos al fuego, y llevamos a ebullición removiendo constantemente. Tras el primer hervor, retiramos unos segundos y volvemos a poner al fuego. Al segundo hervor, retiramos y llenamos los vasitos.

– Metemos a enfriar en la nevera y dejamos cuajar unas tres horas, al menos.

Y ya está. Ahí tenéis un desayuno, postre o merienda facilísimo, hecho en apenas 15 minutos, fresquito y con un sabor riquísimo a galleta María. ¡Espero que os guste!

Cuajada de galletas María

Budín de Coco y Canela

Hola chic@s!!

Espero estén todos muy bien. Hoy les voy a compartir un budín que me ha dado mucha satisfacción, ya que a todos a los que se lo he convidado, han quedado muy contentos, y eso es siempre una buena señal.

El paso a paso es muy simple, y hay que prestar atención a varios pequeños detalles para que el resultado final sea el esperado.

Una vez me dijo un pastelero: si en las recetas hubiese que poner TODOS los detalles, cada una tendría 3 páginas en lugar de media carilla, y esto muchas veces lo notamos cuando las leemos, sea en un libro o en internet….sentimos como si nos faltaran detalles…bueno, hoy trataré de dar todos los secretitos, para que el budín quede no solo rico (esto muchas veces se logra por sí solo, ya que la mantequilla y el azúcar casi garantizan el buen sabor) sino con la miga y textura sean las que corresponde, y las demás características culinarias también

Manos a la obra!!

Ingredientes

Mantequilla, 200grs

Azúcar, 200grs

Huevos, 3 grandes

Harina, 210 grs

Polvo leudante, 10 grs

Coco rallado y seco, 80 grs

Cacao amargo, 40 grs

Canela, 10 grs

Paso a Paso

Algo muy importante, es antes que nada, asegurarnos de que todos los ingredientes a utilizar estén a temperatura ambiente, ya que esto facilitará que luego no haya problemas en cuanto a la unión de unos con los otros

Además, encenderemos el horno, para que esté correctamente precalentado a 180 grados al momento de querer hornear nuestro budín

Una vez tomados todos estos pequeños recaudos, comenzaremos por ablandar el azúcar, hasta que quede como una pomada (batirla unos 5 minutos con batidor, preferentemente a mano)

Logrado el punto que necesitamos, agregar el azúcar, para que se forme una pasta. Batir unos 8 minutos, hasta obtener una pomada clara y en la que los granos de azúcar no sean tan visibles.

 

Tamizar además, los ingredientes secos (Harina, Polvo leudante) 3 veces, para lograr un buen aireado. Por otro lado, en un bol aparte, tamizar también el cacao con la canela y reservar

 

Al batido de mantequilla, agregar, batiendo bien cada vez, los huevos, de a 1. Es importante que integremos bien los mismos, para evitar que la preparación se torne grumosa. Una vez integrados todos, agregar los secos (harina + polvo leudante), que se incorporarán con espátula de goma o cuchara de madera. Lograda la pasta deseada, separar en dos (2/3 y 1/3)

La mayor proporción (2/3) será saborizada con el coco rallado, y si se desea, se puede reforzar el sabor con esencia o licor de coco a gusto. El tercio restante del batido, se saborizará con la mezcla de cacao y canela.

Como los huevos no son siempre iguales, si notáramos que la mezcla queda muy seca, se puede agregar leche (no más de 100cm3) a temperatura ambiente. Incorporar lentamente

Preparación del molde: Cubrir un molde de budín, previamente enmantecado y cubierto con papel de cera (o papel enmantecado/encerado como también lo llamamos aquí), también enmantecado. Este papel, deberá sobresalir del molde a modo de solapas, que luego nos facilitarán el desmoldado. Llevarlo al frío 5 minutos.

Pasar nuestro batido, de a cucharadas, las mezclas de coco y canela, de forma intercalada, es decir, una de coco, luego otra de canela, etc. Al finalizar de cargar el molde hasta la tercer parte de su altura, insertaremos un palillo dentro del budín, y haremos unas líneas en el interior, a modo de formar la estructura bicolor, y así obtener ese “marmolado” que buscamos

Llevaremos al horno, alrededor de 40-50 minutos, a 180 grados. No es bueno pinchar el budín para ver si está cocido. Se aconseja ver si el mismo está firme en la parte superior, y si se despega levemente de los costados del molde

Evitar, bajo todo concepto, caer en la tentación de abrir el horno antes de que hayan pasado al menos 25 minutos, ya que de lo contrario, no terminará de leudar lo que se necesita

Una vez que vemos está en su punto, lo retiramos del horno, y lo dejamos reposar 30 minutos. Luego lo desmoldaremos, ayudándonos del papel encerado que sobresalía del molde cual solapas, y lo colocaremos en una placa o rejilla de pasteleria, para que respire la base del mismo y no se torne húmedo en la base

Para mí, ya es delicioso así simplemente, acompañado con un buen té….y seres queridos. Los invito a que cada uno lo mejore y deguste como más quiera

Espero les guste!

Marcos

Budín de Coco y Canela