Mousse de turrón de Jijona con mascarpone y chocolate blanco

La receta que hoy quiero compartir con vosotros es de las que más me gusta hacer en Navidad. Por varios motivos.

– Es MUY facil.

– No quita nada de tiempo. En apenas media hora puede estar hecha.

– Se puede realizar con antelación y congelar. Perfecto para esas comidas y cenas de Navidad en las que la preparación de los platos principales absorben todo nuestro tiempo.

– Es muy ligera y de sabor suave, lo cual es un alivio después de una comida o cena típica de Navidad, tras las que puedes salir por la puerta rodando.

¿Os parece poco? Pues esperad a probarla. Ahí tendréis el principal motivo para hacerla.

Mousse de turrón de Jijona con mascarpone y chocolate blanco

Ingredientes (para seis copas)

– 150 gr. de turrón de Jijona.

– 150 gr. de chocolate blanco.

– 250 gr. de queso mascarpone.

– 200 ml. de nata para montar (35,1% m.g.).

– 100 ml. de leche entera.

– 2 hojas de gelatina.

Preparación:

– Se ralla o se pica muy fino el turrón.

– Se ponen a hidratar en agua fría las hojas de gelatina, unos cinco minutos.

– Se derrite en el microondas el chocolate blanco troceado, removiendo tras cada tanda de 30 segundos para que no se queme. Con tres tandas (1’30 min.) será suficiente.

– Se disuelve la gelatina hidratada en la leche muy caliente (¡que no hierva!). Se añade al chocolate derretido. Se integra bien con unas varillas.

– Se añade el turrón rallado y el mascarpone. Se integra bien a mano con unas varillas.

– Aparte, semimontar la nata muy fría. Integrar en la mezcla anterior con una espátula, con movimientos envolventes para que no se baje la nata.

-Repartir en copas y dejar enfríar, al menos, unas tres horas en la nevera. Sacar de la nevera unos 10 minutos antes de servir. Decorar con crocanti de almendra (como en este caso), con hilos de chocolate negro derretido, con finas lascas o virutas (sacadas con un pelador de verduras) de turrón y chocolate blanco,… ¡dejad volar vuestra imaginación!

CONSEJO PARA CONGELACIÓN: Como, probablemente, no podáis congelar las copas de cristal, os doy una sugerencia en caso de que queráis preparar este postre con unos días de antelación y conservar en el congelador: congelar en vasitos de plástico desechables. El día del banquete, desmoldaréis de la forma más facil, cortando el vaso con unas tijeras, y dejaréis descongelar las mousses unas horas en la nevera ya servidas sobre los platos de postre. (Recordad que esta mousse se sirve fresca, nunca congelada).

Buen provecho, y ¡MUY FELICES FIESTAS!

Anuncios
Mousse de turrón de Jijona con mascarpone y chocolate blanco

Magdalenas de chocolate blanco y almendras

Confieso que el chocolate blanco no me gusta y que la primera vez que hice magdalenas pensé que estaban mal hechas porque salieron de lo más esponjosísimas (sí: yo crecí con esas magdalenas industriales mazacotes). Esta receta sirve para un magnífico desayuno… o una no menos magnífica merienda.

Procede de una receta de Muffins de chocolate blanco y nueces de Macadamia que, sin embargo, yo he adaptado porque la primera vez que la hice la masa me quedó pastosísima. No sé de quién es: pensé que la había cogido de Trotamundos, o de Uno de Dos, pero ahora creo que es de Auro

La cantidad de magdalenas que se obtienen y el tiempo de horneado, digo yo que dependen de los moldes de magdalenas. Yo compré uno de muffins maravilloso de Dr Oetker, que muestro aquí:

La receta:

Ingredientes: 

300 grs. harina
80 grs. azúcar
80 grs. mantequilla (derretida)
200 grs. chocolate blanco. Usé uno fantástico, marca Valrhona, que me ha reconciliado con el chocolate blanco. Qué cosa más rica.
150 grs. almendras picadas ecológicas (la receta original es con nueces de Macadamia, pero no había en el supermercado al que fui y encontré estas almendras que ya estaban picadas). Son de Bioterra y extremeñas. Haciendo patria.
250 ml. leche entera
1 huevo
2 cucharitas y ½ de postre de polvo de hornear (los que no somos cocinillas lo conocemos como “levadura Royal”, pero en realidad, la levadura Royal no es levadura. En otras recetas también lo encontraréis como “impulsor”. Ay, cuánto tiempo pasó sin que yo supiera qué era aquello de “impulsor”)
1 pizca de sal
2 cucharaditas (de las de café: no tengo cucharaditas americanas -aún- para medir) de extracto de vainilla, comprado en Taste of America… una tienda que es una especie de paraíso anti-culpabilidad…

Preparación:
Precalentar el horno a 180ª, preparar las bandejas de muffins. Yo las engrasé con mantequilla derretida en el microondas y un pincel de silicona, bien engrasaditas. No les puse papel a estas.

Picar el chocolate blanco. A temperatura ambiente, con un buen cuchillo y una tabla de madera, se hace muy bien.

Tamizar la harina, la levadura y la sal. Yo uso un colador de estos grandes de rejilla, como los de colar la leche, pero tamaño grande. Reservar.

Con una batidora de varillas, mezclar el azúcar y la mantequilla. Luego, añadir el huevo y batir bien.

Añadir la harina poco a poco integrando. Yo fui añadiendo un poco de harina y un poco de leche, un poco de harina y un poco de leche. Y así hasta que está la masa.

Luego se echa el chocolate blanco cortadito y la almendra picada. Se integra con una cuchara.

Llenamos los moldes. No hay que llenarlos enteros, sino a tres cuartas partes de su capacidad. Se hornea durante 30 o 35 minutos. Esto depende de los hornos, por lo visto, porque cada horno, dicen los entendidos, es un mundo. En el mío fueron 30 minutos. Pero vais a saber si están porque se pinchan con una aguja y, si sale limpia, es que están listos. Luego se saca el molde del horno. Se espera un poco, unos tres o cuatro minutos. Se vuelcan las magdalenas en una rejilla y se dejan enfriar.

Yo, para conservarlas bien, uso unas latas de galletas de La Cure Gourmande que tienen carbón activado y absorben toda la humedad.

Ea, que disfrutéis.

Magdalenas de chocolate blanco y almendras