Red Velvet Cupcakes con frosting de vainilla

Cuidado que quemo!

Mi primera receta está recién salida del horno. La hice ayer domingo, un domingo lluvioso de aquellos que a mí me encanta pasarme metida en casa con el horno encendido haciendo un bizcocho, galletas o en este caso cupcakes.

La idea era hacer los famosísimos Red Velvet Cupcakes, pero al ser la primera vez que los hago no me han quedado todo lo rojo que deberían, pero de sabor han quedado buenísimos.

Sin más entretenimiento paso a desarrollar la receta (para 24 cupcakes) tomada de la receta de Red Velvet Bundt Cake de El rincón de Bea:

Para el bizcocho:
– 240 ml de aceite de oliva
– 240 ml de buttermilk
– 2 huevos
– 2 cucharadas de colorante rojo (yo le puse una)
– 1 cucharadita de vinagre blanco
– 1 cucharadita de extracto de vainilla
– 1 cucharadita de bicarbonato sódico
– 3/4 cucharadita de sal
– 40 gr de cacao puro en polvo
– 350 gr de harina todo uso (yo utilicé especial repostería)
– 250 gr de azúcar

Precalentar el horno a 175º.

Colocar los papelitos de las cupcakes en las bandejas especiales para ello.
Mezclar todos los ingredientes líquidos durante aproximadamente un minuto o hasta que todos ellos estén completamente unidos.

Tamizar la harina, la sal, el azúcar, el cacao y el bicarbonato y reservar.

Se añaden los ingredientes secos a los líquidos en tres veces, batiendo a velocidad baja.

Una vez esté toda la masa integrada, rellenar los papelitos hasta aproximadamente un poco más de la mitad.

Hornear las cupcakes durante 15 minutos. Pasado este tiempo insertar un palito en el centro de una cupcake si sale húmedo hornear durante tres minutos más y repetir la operación.

Cuando estén listos sacar del molde metálico y dejar enfriar sobre una rejilla para que no se humedezcan.

Para el frosting:

A mí no me gustan mucho las coberturas que se hacen solamente con mantequilla y descubrí por internet otra manera de hacerlo utilizando un poco de mantequilla y bastante queso crema (tipo Philadelphia)

– 185 gr mantequilla a temperatura ambiente
– 500 gr azúcar glass
– 2 cucharaditas de extracto de vainilla
– 250 gr queso crema a temperatura ambiente
– colorante blanco (opcional)

Batir todos los ingredientes hasta que estén totalmente integrados (en Kitchen Aid aproximadamente tres minutos).

Una vez tienes el frosting listo, colocar en una manga pastelera y decorar la cupcake.

Se puede dejar así o decorar con fruta, virutas de chocolate, de colores, etc. Yo utilicé virutas de chocolate.

Y listos para comer!

Red Velvet Cupcakes con frosting de vainilla