Cupcakes marmolados (Marble cupcakes)

Cuando era pequeño, los domingos de verano eran especiales en mi casa. Tras la comida, llegaba la felicidad en forma de barra de helado, que devorábamos en plato o entre dos barquillos planos en forma de corte. Aunque había cantidad de sabores (al menos en los ’80. Hace años que no como helado de barra), yo siempre elegía el de vainilla y chocolate. Me resultaba imposible decantarme entre la suavidad de la vainilla y la profundidad del chocolate, así que me parecía un gran invento que existiesen postres que combinaran ambos sabores.

Han pasado muchos años, pero la unión de la vainilla y el chocolate en un solo postre o en un solo bocado me sigue pareciendo fantástica. Por eso, hace tiempo hago en casa estos cupcakes marmolados, que combinan todo lo exquisito de estos dos sabores con la textura densa y jugosa del cupcake. ¡Un postre, desayuno o merienda genial! Id preparando un gran vaso de leche.

¿Empezamos?

Cupcakes marmolados (Receta de Martha Stewart)

Ingredientes (para 14-16 cupcakes)

– 205 gr. de harina de repostería

– 2 cucharaditas (tsp) de polvos de hornear

– 1/2 cucharadita (tsp) de sal

– 115 gr. de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente

– 80 ml. de leche, a temperatura ambiente

– 80 ml. nata espesa (35% M.G.), a temperatura ambiente

– 225 gr. de azúcar

– 3 huevos L, a temperatura ambiente

– 1 cucharadita (tsp) de extracto de vainilla de buena calidad

– 30 gr. de cacao puro en polvo

– 60 ml. de agua hirviendo

– Azúcar glas, para decorar

Preparación

– Precalentamos el horno a 180º. Colocamos las cápsulas de papel en una bandeja para hornear cupcakes.

– En un bol, tamizamos la harina, el polvo de hornear y la sal. Mezclamos.

– En un vaso, mezclamos la leche con la nata.

– En un bol grande, batimos la mantequilla con el azúcar hasta conseguir una crema suave y esponjosa (unos 5 minutos con batidora de mano). Incorporamos los huevos uno a uno. Es decir, incorporamos un huevo, y batimos un minuto hasta que está completamente integrado. Incorporamos el siguiente, y el mismo procedimiento.

– Añadimos la vainilla. Batimos.

– Una vez incorporados los huevos y la vainilla, añadimos la harina en tres veces, y la mezcla de leche y nata en dos veces, alternándolas. Es decir, añadimos un tercio de la harina > batimos ligeramente, sólo para integrar, NUNCA hay que batir demasiado > la mitad de la leche y nata > batimos levemente > otro tercio de la harina > batimos levemente > lo que queda de leche y nata > batimos unos segundos > el tercio que nos queda de harina > acabamos de integrar.

– Para la masa de chocolate, separamos en un bol un tercio de la masa (unos 250 gr. aproximadamente). En una taza, mezclamos el cacao y el agua hirviendo hasta integrar. Volcamos sobre la masa reservada e integramos.

– Rellenamos las cápsulas alternando cucharadas de masa de vainilla con cucharadas de masa de chocolate, dejando que predomine la de vainilla, y llenándolas hasta 3/4 partes de su capacidad. Con la parte trasera de un cuchillo o con un palillo, realizamos ondas sobre la masa, o los dibujos o formas que queramos, pero evitando que ambas masas se mezclen demasiado.

– Introducimos en el horno. Horneamos durante unos 20 minutos, o hasta que introduzcamos un palillo en el centro de una cupcake y salga limpio. Dejamos enfriar en el molde unos diez minutos, y transferimos las cupcakes a una rejilla para que terminen de atemperar.

– Antes de servir, las decoramos con azúcar glas. En un tupperware bien cerrado, nos duran en perfectas condiciones unos tres días a temperatura ambiente. Además, congelan perfectamente, y aguantan hasta dos meses.

¡Que aproveche!

Anuncios
Cupcakes marmolados (Marble cupcakes)